martes, abril 20, 2021
Inicio > Colegios Profesionales > Tiempos de modernización

Tiempos de modernización

La actividad agrimensora de la Provincia, según el presidente del Consejo Profesional Norberto Fernandino, se ha consolidado bastante en los últimos años. Además de ello, la digitalización y la incorporación de programas informáticos propios, como el caso del CPA CAD, hacen que los matriculados puedan ejercer su profesión de una manera más eficiente y rápida.

“Hoy se puede decir que el 90 % de la actividad agrimensora de la Provincia, los trámites de aprobación de sus trabajos, se hacen vía web. Trámites, como la constitución de estado parcelario cuando se vende algún inmueble –que representa el 85 % de la actividad de los profesionales- está aprobándose alrededor de las 48 horas, por ejemplo”, explicó Fernandino, presidente del Consejo Profesional de Agrimensura desde 2007, institución que agrupa unos 1300 profesionales de la provincia.

La incorporación de la informática en la profesión ha traído más que beneficios, como el tiempo ganado al momento de obtener la aprobación de algún plano. Hoy un matriculado de La Plata, Carmen de Patagones o Saliqueló está en las mismas condiciones para trabajar, con las mismas facilidades, independientemente de su ubicación geográfica, a pesar de que todos los organismos públicos que tienen que ver con el ejercicio de la profesión –Dirección de Catastro en ARBA o la Dirección de Geodesia en el Ministerio de Infraestructura- estén centralizados en la capital bonaerense.

Haciendo un balance sobre toda su gestión, que terminará en 2013 porque los mandatos de los presidentes del Consejo no pueden renovarse más de una vez, Fernandino indicó que “en todos estos años nos ha ido muy bien, en relación a lo que se ha avanzado en la función del Consejo, tanto con los matriculados como con las instituciones públicas de la comunidad”.

En este marco, se han realizado varias tareas. Con los organismos públicos relacionados, como el caso de la Dirección de Geodesia, se ha hecho la digitalización –pasar del formato del plano a una base informatizada- de cada parcela de la provincia de Buenos Aires. Con ello, hoy uno puede consultar vía web cualquier plano que haya dado origen a una parcela en territorio bonaerense.

Lo mismo fue con la Dirección de Catastro, donde el Consejo brindó el equipamiento necesario para digitalizar los planos horizontales, “tarea que estará finalizada a finales de este año”, explicó Fernandino.

Por otro lado, el Consejo también ha colaborado tanto con el Estado Nacional, Provincial y Municipal en lo que hace a la regularización de dominios o regularización y transferencia a particulares de dominios que estaban confusos. En el ámbito nacional, mantienen un convenio con el Ministerio de Desarrollo Social, quien está haciendo un inventario de todos los bienes que tenía, y que no sabía. “Ellos hicieron el trabajo de exploración y nosotros limitamos los bienes, dándoles nomenclaturas, superficie, entregándolos de manera que el Ministerio disponga de ellos”, comentó el dirigente.

En la esfera bonaerense, el Consejo Profesional mantiene otro convenio con la Secretaría Social de Urbanismo, Vivienda y Tierra, del Ministerio de Infraestructura, donde “los estamos ayudando a regularizar todos los planes de viviendas, que fueron financiados por ellos. Haciendo los planos, las divisiones, para que después se puedan escriturar”, explicó Fernandino.

Por último, con los municipios “estamos haciendo trabajos de las mismas características. En algunos casos para regularizar dominios que tienen que transferir a particulares, y en otros, para realizar mensuras que tienen que ver con su actividad cotidiana”, sostuvo el presidente.

Ámbito académico

Otro aspecto al que se han abocado desde el Consejo es el referente al ámbito universitario y educacional. Se ha trabajado fuertemente con las universidades del Sur, como con la UBA o la UNLP, tanto para la aprobación de la carrera de Agrimensura como con el aporte de equipamientos de última generación necesarios para estudiar la carrera.

“En el caso de la UNLP hemos hecho una inversión de alrededor de 500 mil dólares, para poder concluir la sede del Departamento de Agrimensura en la Facultad de Ingeniería, donde la Universidad lo había empezado pero no tenía presupuesto para terminarlo”, contó Fernandino, y agregó: “hemos hecho un convenio de generación de energía y transferencia junto con el Observatorio, de lo cual surgió un software, que ahora la Universidad lo transmite a otras universidades y a los particulares”.

Unos años atrás, una de las problemáticas que aquejaban a la profesión era, justamente, la falta de matrícula. Hoy, según Fernandino, la matrícula dentro del ámbito de la UNLP, se ha duplicado, “rankeando” a la carrera de Agrimensura en el tercer puesto dentro de las once especialidades de ingeniería disponibles. “En este sentido, venimos trabajando hace tiempo, implementando un programa llamado ‘Descubrí Agrimensura’, aplicado en diferentes escuelas secundarias”, afirmó el presidente.

“La profesión se ha consolidado mucho y se va a seguir consolidando. El año pasado tuvimos un 25 %  más de trabajo que en 2010. Actuamos de una forma orgánica, con objetivos claros, manejados en el tiempo en la misma dirección. Apoyamos la incorporación de los profesionales con los nuevos equipamientos, a través de préstamos financiados a largo plazo, como también con las capacitaciones para los matriculados”, expresó Fernandino.

Programa propio

Cabe destacar que el Consejo Profesional de Agrimensura hizo un CAD propio. Un CAD es un programa informático que permite dibujar, como el que utilizan los arquitectos. Tiene distintas versiones, y una de ellas, fue financiada, desarrollada y registrada por los profesionales agrimensores. “Es un orgullo y un logro del Consejo, y lo bueno es que lo distribuimos a todos los matriculados y universidades de manera gratuita”, concluyó Fernandino.

 

 

Deja un comentario