sábado, junio 12, 2021
Inicio > Finanzas > Bancos > Los jubilados quieren cobrar
Colas en los bancos

Los jubilados quieren cobrar
Colas en los bancos

Los bancos volvieron a abrir sus puertas este viernes, después de varios días cerrados por el aislamiento obligatorio para frenar el avance del coronavirus. Y como era de esperar, desde la madrugada se registraron largas colas en las puertas de entidades del Gran Buenos Aires y de distintas ciudades del país de personas que esperan cobrar sus jubilaciones y planes sociales.

En algunos casos, las filas -en plena cuarentena- superaron los 200 metros y comenzaron a formarse más de cuatro horas antes de la apertura de las sucursales, que solo atenderán a los que no tienen tarjeta de débito.

Realmente no puede ser que suceda esto, hay varios culpables, que tendrán que hacerse cargo y revertir esto para que no pase lo mismo los próximos días.

Por un lado los bancos, el sistema bancario que se ha cansado de ganar plata en los últimos años, no tiene una infraestructura para sostener una demanda de estas característica, ni imaginación para solucionar las cosas. También Palazzo y sus muchachos tienen su cuota de responsabilidad, ya que sabían de antemano que esto podía ocurrir y no hicieron nada por evitarlo.

Hay  responsables políticos del gobierno, sin dudas, que podrían haber organizado esto de otra manera, alguna vez se pagó en estadios de futbol, por lo menos allí estaban sentados, y se podría mantener la distancia social. Habilitar cajeros móviles, utilizar los Pago Fácil o Rapipagos. Todo lo que se hecho bien hasta ahora, y que es mucho, se puede echar por la borda de un día para el otro. Tampoco se hizo una campaña de difusión correcta para que los jubilados supieran que los bancos iban a seguir abierto durante el fin de semana y varios días más.

El rol de los medios masivos de comunicación, es totalmente patético, pasan horas y horas en cadena con un tema como el surfer que violo la cuarentena, o con los colombianos que deportó Morales de Jujuy, y no informan, se regodean con el show mediático. No agregan nada, y repiten hasta el cansancio la misma nota.

Podrían machacar informando como cobrarían los jubilados, en donde, a qué hora, en cuantos días, que en lugar de utilizar los cajeros pueden acudir a estaciones de servicios, farmacias o supermercados, pregonar sobre los peligros de violar el distanciamiento social, que no es necesario que vayan a las cuatro de la mañana, ser didácticos e ilustrativos, bombardear con sus famosos zócalos, cumplir con la responsabilidad social de informar correctamente, Hay que crear spots publicitarios para los jubilados, que se pongan a trabajar los creativos, hay que hablarle a ellos y a los familiares que deben cuidarlos. No hace falta plata, sino imaginación. Una lástima.