jueves, febrero 25, 2021
Inicio > Regionales > Berisso > Por TOMÁS IBARBIA*
“En el 2021: la Construcción y el Agro serán los que impulsen la reactivación económica”

Por TOMÁS IBARBIA*
“En el 2021: la Construcción y el Agro serán los que impulsen la reactivación económica”

Breve análisis sobre la situación de mercado de faltantes, y las expectativas para 2021.

Uno de los temas de agenda en el sector de construcción es la “falta de materiales”, en PVC Evolution nos dedicamos a la provisión de aberturas de PVC como principal línea de negocio, y además contamos con otras líneas de productos como puertas, pisos, decks y accesorios que nos permiten dar una solución integral en el momento de la cotización de una obra.

Nuestro rubro no fue afectado por la falta de materiales, ni en el inicio de esta situación de mercado ni lo es ahora. No se frenaron los despachos a cero como si en otras categorías, pero si estamos sufriendo atrasos productivos de entre 20 y 25 días producto terminado netamente por los protocolos de prevención y cuidado debido al COVID-19.

Inicialmente lo primero que tuvimos que hacer fue trasladar un atraso de 15 días en las entregas a nuestros clientes, informándoles a cada uno de ellos para que pueda programar sus obras, ya que lo que estaba en proceso no se podía modificar.

En segundo lugar, a aquellos clientes en los que sus obras estaban ingresando en etapa de definición de aberturas, buscamos un trabajo en conjunto con el arquitecto, para adelantar los tiempos de armado de vanos, para poder comenzar a fabricar antes de tiempo, y así tener el producto terminado para cuando se necesite sin vernos perjudicados por el atraso del mercado. Pondríamos a trabajar en paralelo entre los tiempos de obra y los tiempos de fabricación.

Las cotizaciones nuevas en este contexto tienen otro tratamiento, porque el manejo de expectativas de los clientes uno las puede manejar de antemano, y buscamos distintas alternativas para que todo se pueda desarrollar con normalidad en los tiempos de obra. Una de ellas fue trabajar con pre marcos y fabricar nuestras aberturas a medida en función a estas. Otra opción, fue definir las medidas de las ventanas y que la obra se comprometa que esas medidas se respeten. 

Para nosotros es importante cumplir con las expectativas de los profesionales y de los plazos que nos comprometemos, por eso logramos generar en conjunto con ellos una estrategia inteligente para que puedan continuar con el desarrollo de sus obras.

Uno de los factores que explican los problemas de abastecimiento, son los protocolos de producción por el COVID-19, que no nos dejan trabajar con el 100% del personal por lo que la capacidad productiva bajo; y el otro fue los insumos importados y las nuevas restricciones a la importación, que nos demoran el ingreso de productos esenciales para las materias primas, y la alta demanda de mercado.

No es la primera vez que hay faltante de materiales en nuestro país, ya nos pasó varias veces en periodos anteriores, 2010 por ejemplo, que importar era casi imposible, o en el 2008 pre crisis, donde la demanda fue tan elevada que no había manera de satisfacerla. En esos años no nos perjudico tanto, ya que la participación de las aberturas de PVC por ejemplo, era muy baja sobre el total del mercado. Hoy, el PVC se está conociendo más, se está haciendo más accesible para todos los consumidores comparativamente con el aluminio, se está masificando, llevando la participación de mercado a dos dígitos. Por eso, en nuestro caso, tenemos un know how nos permite adelantarnos a posibles escenarios en este contexto de incertidumbre.

Estimamos que la normalización en mercado productivo se va a dar con la implementación de la vacuna contra el COVID-19 que todavía no tiene fecha en argentina, aunque se habla de algo muy próximo, o el levantamiento de las restricciones a la importación no es algo que se solucione en el corto plazo, y menos aún en la situación económico-financiera en la que se encuentra el país. Por lo que, creemos que la normalización se va a ir dando en un proceso de tiempo, pero no de manera inmediata, ya que el desarrollo de estrategias distintas por parte de las empresas lleva su tiempo, y todo va a depender de la política del gobierno sobre el tipo de cambio. Esto último puede revertir la situación de un mes a otro.

Hoy la herramienta que garantiza seguridad para la continuación de las obras es el acopio de materiales porque nuestro rubro se comercializa diferente que las otras categorías de la construcción. Nosotros ya tenemos definidas nuestras entregas de marzo 2021, porque son todas las obras que estamos colocando en la cola de producción durante diciembre. En caso de que la cantidad a entregar en marzo supere nuestra capacidad productiva, tenemos dos meses para anticiparnos a posibles soluciones para satisfacer esa demanda.

Creemos que el 2021 la construcción será el sector junto con el agro que impulsen la reactivación económica. Siempre fue el primer sector en reactivar luego de alguna crisis, y también es considerado el sector como un buen refugio para el dinero/ ahorros.

Para la activación del mercado de construcción, sin entrar en políticas cambiarias, creemos que lo primero que se debe solucionar por parte del gobierno es que la brecha de los distintos tipos de cambio se disminuya, es muy importante que los planes crediticios de los que se hablaron estos últimos meses o créditos hipotecarios nuevos tomen fuerza y se hagan realidad.

Hoy, adquirir tu propio hogar, para una familia de ingresos medios, le representan 25/30 años de salario, por lo que les resulta casi imposible. Es necesario que los Dptos/M2 terminados tengan opción de salida y que no queden en manos de los inversores, porque esto hará que se frene el impulso de la reactivación.

*Tomas Ibarra -Socio Gerente de PVC Evolution