jueves, marzo 4, 2021
Inicio > Regionales > Berisso > Fue ante los empresarios en el Museo del Bicentenario
El Ministro Guzmán cantó sus 30 verdades y fue aplaudido

Fue ante los empresarios en el Museo del Bicentenario
El Ministro Guzmán cantó sus 30 verdades y fue aplaudido

El Gobierno se sentó con un grupo de empresarios de diferentes sectores para poner en marcha el planeado “acuerdo político” para contener los precios y fortalecer los salarios luego de tres años de caída. Fue una reunión de poco más de una hora en el Museo del Bicentenario, en la que expusieron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas

Guzmán que fue el único aplaudido en el encuentro y sus párrafos sobresalientes fueron los siguientes:

En este proceso de recuperación es una condición necesaria que el salario real crezca.

Las políticas de precios e ingresos hacen falta porque tenemos una economía que todavía no ha resuelto sus problemas de coordinación.

Reducir la inflación es una prioridad y es un problema macroeconómico.

Nos falta madurez como Estado Nación. Fortalecerla es y debe ser una prioridad.

Debemos transitar un camino donde el sector privado y el sector público vayan de la mano.

 Las 30 verdades

  1. Una economía tranquila quiere decir establecer un camino que nos permita resolver los problemas estructurales de la economía argentina.
  2. Tenemos una historia de dificultades para definir un rumbo. El país no ha encontrado una tendencia firme sobre la cual establecerse
  3. La primera condición necesaria para resolver el patrón de inestabilidad de las tendencias y del rumbo es establecer una dinámica virtuosa de las exportaciones. Llevamos más de una década de estancamiento en las cantidades exportadas. No experimentamos una transformación de la estructura productiva que nos permita usar el aumento de los precios de los commodities como oportunidad y tener un aumento consistente en el ámbito de las exportaciones.
  4. No quiere decir que el crecimiento tenga que ser impulsado por las exportaciones, pero es una condición necesaria. Cuando el país crece, crecen las exportaciones
  5. Hay que trabajar para construir reglas de juego que den previsibilidad a todos los sectores de la economía: la industria, la economía del conocimiento, la energía.
  6. Hemos tenido déficit fiscal persistente por mucho tiempo. Cuando tenemos déficit o lo financiamos con deuda o con emisión. Un país que no genera un aumento en las exportaciones o consigue divisas, y al mismo tiempo emite más pesos, lo que hace es poner presión sobre el tipo de cambio, y eso presiona a los precios.  Es condición necesaria salir de esta situación deficitaria con recuperación de la actividad económica
  7. Otra condición que consideramos necesaria es la sostenibilidad de la deuda.
  8. Desde diciembre de 2019 hemos venido trabajando en reconstruir el mercado de deuda pública en pesos para que el financiamiento se incline hacia la moneda doméstica en vez de la moneda extranjera*.
  9.  Necesitamos elevar los niveles de ahorro en activos en nuestra propia moneda para poder financiar los niveles de inversión requeridos
  10. No buscamos converger hacia un sistema de liberación financiera. Eso le hace mal al país y ni siquiera hay alguien en el mundo que lo respalde. Tampoco buscamos mantener un esquema de capitales como el que tenemos hoy, ya que no está alineado con el esquema de favorecer inversiones en la economía real.
  11. Buscamos ir a un* esquema de regulaciones macroprudenciales que favorezcan la inversión* en la economía real y desaliente los movimientos de capitales de corto plazo especulativos. Para eso necesitamos acumular reservas, y que las exportaciones vayan creciendo.
  12. Necesitamos que la recuperación de la actividad económica siente condiciones para que esa recuperación no sea efímera.
  13. El pilar del programa macroeconómico son las leyes de Presupuesto, donde definimos una parte macro y una micro: la parte macro tiene dos principios.
  14. El primero es que no hay posibilidad de estabilizar la economía si esta no se recupera. Es fundamental que el* Estado juegue un rol en contra del ciclo y tenga un rol expansivo* sobre la demanda agregada que propicie la recuperación y genere un multiplicador positivo en la actividad privada
  15. El segundo principio es la sostenibilidad fiscal. Es una condición necesaria para una estabilidad más perdurable. Hay que ir reduciendo el déficit.  Si queremos ser demasiado rápido en la reducción del déficit, la economía nunca se recupera y no se resuelve ningún desequilibrio. Tenemos que transitar un corredor estrecho; no irnos ni para un lado ni para el otro. Esa es la filosofía en la que se basa el Presupuesto 2021.
  16. En este proceso de recuperación de la economía, es una condición necesaria que el salario real crezca.
  17. No hay posibilidad de que la recuperación se pueda transitar de una forma virtuosa, fuerte, con una demanda agregada creciendo en muchos sectores de la economía si no hay un crecimiento del salario real
  18. Es muy necesario que la coordinación de expectativas vaya en una reducción de la inflación que macroeconómicamente es factible junto a un aumento sostenible y posible del salario real.
  19. Reducir la inflación es una prioridad porque se traduce en un problema macroeconómico que es retroalimentado por pautas de comportamiento desarrolladas de forma adaptativa en un momento complejo para la toma de decisiones y generación de expectativas.
  20. Atacar al problema de la inflación requiere hacerlo con la política macroeconómica, con una  gestión del Estado y una coordinación con los distintos sectores de la economía para que las expectativas vayan en la dirección de lo que económicamente es factible.
  21. Hay un objetivo de déficit primario que es de 4,5% del PBI. Una parte se financia por deuda y otra con emisión. Se va reduciendo la emisión y se busca converger a que no haya financiamiento sistemático del Banco Central al Tesoro sino, como en cualquier país que funciona de forma ordenada, que la oferta monetaria crezca cuando la demanda por activos en pesos crece
  22. Como tenemos un objetivo de acumulación de reservas y de estabilidad cambiaria, el tipo de cambio nominal se tiene que ir depreciando consistentemente con el escenario macroeconómico
  23. Tiene que haber un cuadro tarifario que se enmarque dentro de lo que establece la ley de Presupuesto. Un marco tarifario razonable que esté definido por los precios claves de la economía
  24. El Presupuesto establece como macroeconómicamente factible una inflación de alrededor de 29%, con un tipo de cambio que tiene una tasa de depreciación anual del orden del 24 ó 25%, y una recomposición real de los salarios
  25.  Las políticas de precios e ingresos hacen falta porque estamos en una economía que todavía no ha resuelto sus problemas de coordinación y que todavía está resolviendo sus inconsistencias macroeconómicas
  26.  Todos los años, el gobierno anterior al nuestro subestimó a la inflación. Pronosticar es complejo. Es importante coordinar. El año pasado decíamos que esperábamos una inflación de entre 33 y 40%. Fue 36,1%, y el mercado decía que iba a ser entre 50 y 60%
  27. Tenemos condiciones macroeconómicas para reducir la inflación. Estos números están muy bien pensados y diseñados con un criterio. Esto es factible y sobre esto tenemos que construir expectativas
  28. Para poder avanzar, el diálogo sobre el tema precios y salarios es una condición necesaria. Todos nos vamos a beneficiar como sociedad en base a avanzar en una dirección coordenada, sobre la base premisas sensatas y prudentes, buscando evitar aquello en lo que tantas veces se cayó en nuestro país que es querer vender promesas rimbombantes y la idea de que despegamos de golpe y vamos en una dirección extremadamente positiva
  29.  Fortalecer el Estado Nación es y debe ser una prioridad. Es importante la franqueza, lo digo desde el deseo de construir una Argentina mejor. Uno va a otro lado y ve al Estado Nación; al sector privado fortaleciendo al Estado y al sector público fortaleciendo al sector privado, posicionando a las empresas en la región. Eso no nos pasa.
  30. Nos falta madurez como Estado Nación. Nos falta transitar un camino donde el sector privado y el sector público vayan de la mano y se fortalezcan el uno al otro. Es un camino que tenemos que transitar de forma colectiva para diseñar reglas de juego en el sector público y el privado para tener mayor previsibilidad.