sábado, septiembre 25, 2021
Inicio > Regionales > Berisso > Se viene el DNU del presidente Fernández
Aseguran que el Estado manejará la Hidrovía

Se viene el DNU del presidente Fernández
Aseguran que el Estado manejará la Hidrovía

Así lo adelantó el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, a una radio porteña. Según se supo el presidente prepara un decreto para traspasar por 12 meses el control de la denominada Hidrovía al Estado Nacional.

En sus declaraciones, el funcionario señaló que  “Se va a licitar el dragado y el balizamiento y cuando termine este proceso de licitación corta vamos a contar con un Ente nacional de control que será el encargado de la licitación grande”. “Habrá una secretaría o ministerio que se dedique exclusivamente a tener presencia en esa red troncal para el desarrollo de la Argentina. En 30 años nunca se materializó el ente de control sobre la Hidrovía que estaba en los pliegos originales”, agregó.

Es inminente la publicación del DNU en el Boletín Oficial. Según trascendió, uno de los artículos modifica la estructura de la AGP y le otorga por el plazo de 12 meses la concesión de la operación para realizar el dragado y el balizamiento. Luego, el propio organismo que depende del Ministerio de Transporte de Nación licitará las obras entre las dragadoras privadas. La concesión será a partir de que venza el plazo establecido por la resolución que extendió el contrato actual por 90 días a Hidrovía S.A., sociedad conformada por el grupo belga Jan de Nul y el holding argentino Emepa S.A..

Otra parte que contempla el DNU, tiene que ver con el cobro del peaje a las navieras el peaje por el uso de la Hidrovía. Hasta ahora como se sabe, el concesionario privado era el que cobraba la tarifa y con la nueva norma “se le otorga a Transporte la facultad para establecer la base tarifaria y el mecanismo de financiamiento por el sistema tarifa o peaje”, el cual será cobrado por la AGP.

Según un periodista especializado, actualmente, cerca del 20 por ciento de las ventas argentinas de granos y productos derivados oleaginosos al mundo no se declara en el país y la Hidrovía es el principal canal de esa evasión. El contrabando por agua se hace a través del traspaso de carga desde buques argentinos o puertos no habilitados hacia barcazas cargueras de remolcadores paraguayos. La privatización de los puertos en manos extranjeras facilitan este tipo de pasa mano ilegal, que, en conjunto, representa un monto subfacturado equivalente al ingreso oficial del complejo aceitero y cerealero (unos 21.000 millones de dólares anuales; equivalente a 4,4 puntos del PIB).

El estado se enfrenta a un gran desafío, hacer una administración transparente y eficiente, además deberá apurar la ampliación de una casi inexistente flota nacional, ya que también se pierde mucho dinero en fletes, que según algunos estudios publicados, son cobrados por paraguayos y bolivianos.