jueves, mayo 19, 2022
Inicio > Regionales > Berisso > Segutecnica y TOP Safe
Dos empresas que se potencian en seguridad industrial

Segutecnica y TOP Safe
Dos empresas que se potencian en seguridad industrial

La Gran Capital visitó la planta de la empresa Top Safe S.R.L. , donde fue recibido por José Russo Santos, uno de los socios fundadores. El mismo grupo también es dueño de Segutécnica S.R.L. su hermana mayor. En el reportaje repasamos el origen de ambas compañías, y el porqué de su éxito empresario.

La Gran Capital: ¿Contame cómo surgieron estas empresas y  a que se dedican?

José Russo Santos: Segutécnica nació hace 33  años y se dedica a la comercialización de productos para la seguridad industrial, elementos para la protección personal como también venta y distribución de artículos de Ferretería Industrial, mucho de ellos importados. Top Safe, que acaba de cumplir 18 años, se dedica a la fabricación también de los productos para protección personal “En especial somos licenciatarios de la marca SKY especializada en la fabricación de arneses para trabajo en altura –explica Russo Santos-. Nosotros fabricamos estos productos desde cero, el hilo que utilizamos los importamos de China o Taiwan, llega a nuestros talleres y allí los y las tejedoras hacen su tarea de confección. Luego, los productos terminados los distribuimos por todo el país y ahora estamos también empezando a exportar”.

LGC: El proceso de fabricación debe ser complicado, ¿cómo hacen para tener un producto competitivo?

JRS: Contamos con personal altamente calificado y buenas maquinarias, la calidad está asegurada,  pudimos certificar la norma ISO 9001, y toda la producción se hace bajos las estrictas normas IRAM. Top Safe fabrica el 100% de sus productos, la comercialización la realiza a través de distribuidoras y  no hay venta al público minorista.

LGC: En cambio Segutécnica parece más orientada a la comercialización y no se inmiscuye en la fabricación ¿Es así?

JRS: La más antigua de nuestras empresas solo compra no sólo en el mercado local, sino también que importa. Segutecnica S.R.L. es una empresa fabricante, importadora y distribuidora de elementos de protección personal (EPP) y ferretería industrial. Es representante de marcas mundiales como 3M, MSA, Profesional entre otras muchas, y también comercializamos nuestra marca propia. A través de los distribuidores llegamos a todo el territorio nacional, en cambio para los lugares más cercanos incluyendo CABA lo hacemos nosotros directamente.

LGC: El negocio de la seguridad industrial y la protección es relativamente nuevo ¿cómo fue que empezaste en este rubro tan particular?

JRS: Mis socios y yo estudiamos la Tecnicatura en  Seguridad e Higiene Industrial y comenzamos asesorando empresas. Hacíamos docencia con las nuevas exigencias  que requería la seguridad en las industrias, fundamentalmente con todo lo que tenía que ver con los elementos de protección personal. Descubrimos con el tiempo que el negocio pasaba por comprar y vender estos productos, desde cascos, anteojos, calzado, etcétera.  El fuerte mío siempre fue la venta. Siendo muy joven, luego de hacer el servicio militar, me dedique a ello. De ese modo nos hicimos fuertes en Berisso y toda la zona. Al poco tiempo empezamos a importar y distribuir en todo el país. Hasta que en el 2001, cuando vino la debacle, no se pudo importar más.

Así que nos tuvimos que reinventar. Compramos la marca SKY  y empezamos a fabricar nosotros, aprovechamos la red de distribución que teníamos, hasta que se pudo empezar a importar de nuevo. Todas esas circunstancias dieron origen a Top Safe, que hoy cada día está más consolidada.

LGC: Los norteamericanos dicen que los argentinos cuando saben vender bien, no saben fabricar y viceversa los que fabrican le cuesta mucho vender. Ustedes han sabido unir las dos cosas en forma eficiente.

JRS: Vender no es tan fácil, nosotros nos capacitamos mucho, investigamos los productos, sabemos sus ventajas, le damos soluciones a los clientes, vendemos porque conocemos. Sin embargo hay que admitir que fabricar es más difícil, la rotación es más lenta, desde que uno comienza a fabricar algo y lo cobra pasan no menos de 180 días, y no siempre hay espaldas para soportar tanto tiempo, en cambio si vendes solamente lo que compras, esos tiempos se acortan normalmente a 30 días.

LGC: En épocas donde la venta on line parece haber llegado para quedarse para siempre ¿Cómo viven estos cambios?

JRS: Esto es algo que se veía venir, la pandemia lo aceleró. El tema del vendedor como lo conocíamos antes, o viajante va desapareciendo. Es muy costoso para cualquier empresa, por eso cada vez más van desapareciendo. Un viajante debe tener un buen auto, los gastos de alojamiento y restaurante suman mucho, y hoy con una videollamada a veces logramos mejores resultados. A medida que estos vendedores se van jubilando nadie los reemplaza. La nueva gente de venta utiliza herramientas como el telemarketing, las videoconferencias y otras técnicas para vender. La venta cara a cara queda sólo para las grandes ventas, por los dueños o gerentes, y no siempre es necesario.

LGC: Como decíamos, la pandemia obligó a hacer cambios en la forma de comercializar ¿Cómo les afectó a las empresas la irrupción del coronavirus en el resto de los aspectos?

JRS: En rigor a la verdad, desde el punto de vista comercial, la pandemia nos benefició. Por un lado Segutecnica nunca estuvo parada, al vender productos esenciales la demanda creció mucho, los productos de protección descartable,  como los asépticos, tuvieron una gran demanda, barbijos, guardapolvos, mamelucos, mascarillas, más los productos de ferretería que la gente comenzó a consumir al estar encerrada. El dinero de las vacaciones fue a parar a refacciones y arreglos del hogar En Top Safe sí estuvimos un corto tiempo parados, hasta que  re categorizamos el personal al gremio de los textiles y pudimos seguir con nuestra producción, que también era esencial.

Ahora desde el punto de vista humano lo que pasó fue muy triste, tuvimos elevados casos de contagios en nuestras empresas, perdimos amigos, no pudimos ver a nuestros seres queridos, realmente fue una tragedia, difícil de superar.

LGC: Hay dos cosas que preocupan a la mayoría de los argentinos, los altos niveles de inflación y el tipo de cambio, que nunca sabemos cuál es el adecuado ¿Qué  opinás al respecto?

JRS: Creo que lo más sano es tener un solo tipo de cambio, pero en la Argentina, la economía en gran parte está dolarizada, es decir convive con el peso en un esquema bimonetario. Actualmente, a Top Safe la ha beneficiado, importamos la materia prima a un precio de dólar competitivo. Hoy no hay demasiado inconveniente para importar insumos o maquinarias para la industria. Donde se complica más es en la importación de productos terminados, en ese sentido Segutécnica es la más perjudicada. Por otro lado las políticas económicas son muy pendulares, pasamos de la apertura total a un cierre total y eso complica cualquier planificación.

LGC: Se sabe que tenemos una economía jaqueada ahora por las limitaciones externas y la deuda con el FMI ¿Cómo se puede salir de este brete? ¿Cómo ves el futuro de la argentina en general y de la economía en particular?

JRS: La situación es muy complicada, pero creo que las deudas hay que honrarlas, negociarlas por supuesto, con quitas y espera, pero pagarlas, es la Nación quien la adeuda. Yo soy optimista, creo que podemos salir adelante. Necesitamos tiempo. Hoy, a pesar de todo, se ve una reactivación. Hay que dejar trabajar a las PyMEs, que produzcan, que exporten con valor agregado, hay que ayudarlas a crecer, facilitarles las herramientas. Yo recorro el país y veo grandes posibilidades no solo con el agro, sino con la minería, con Vaca Muerta, con el litio, con las energías renovables. Además, mucha gente capaz. Cuando vamos a cualquier parte del mundo vemos un argentino en puestos calificados. Soy un convencido de que, a la corta o a la larga, Argentina tiene que ser esa potencia que siempre anhelamos.