jueves, octubre 6, 2022
Inicio > Regionales > Berisso > La palabra de Bruno Porchietto, CEO de TecPlata
“Tenemos un crecimiento lento pero sostenido”

La palabra de Bruno Porchietto, CEO de TecPlata
“Tenemos un crecimiento lento pero sostenido”

Desde La Gran Capital conversamos con Bruno Porchietto, CEO de TecPlata quien nos hizo un somero balance de lo vivido por la Terminal de Contenedores en el último año, de las inversiones, de la creación de trabajo, de la actual coyuntura y de las expectativas que tienen de cara al futuro.

La Gran Capital: Teniendo en cuenta que el PLP acaba de cumplir 132 años y que TecPlata lleva tres años desde el inicio de sus operaciones ¿Cómo han transitado  este último año y qué avances han tenido?

Bruno Porchietto: Siempre el camino de TecPlata es difícil, pero seguimos luchando, no retrocedemos nunca. La carga que teníamos la hemos conservado, los clientes confían en nosotros y en nuestro servicio, y de a poco la vamos incrementando. Si bien no estamos ni cerca de nuestras pretensiones, estamos contentos, seguimos incorporando personal y creando fuentes de trabajo. Recientemente hemos tomado cerca de diez personas, y eso es muy importante para la región, más si tenemos en cuenta el difícil momento que se vive. No sé cuántas empresas pueden mostrar estos datos.

En el último año también hemos incorporado un nuevo servicio desde el Puerto de Santa Fe. Es una barcaza que hace el recorrido quincenalmente y ya lleva tres meses de viajes ininterrumpidos. Debo aclarar la enorme predisposición tanto de los dos puertos involucrados, el de Santa Fe y el nuestro, como así el de las autoridades de ambas provincias, ya que no se trata de puertos privados, sino públicos.

Este nuevo servicio lo financia TecPlata, porque pese a todos los inconvenientes seguimos apostando a esta actividad, levantamos piedras para encontrar nuevas oportunidades. No nos quedamos esperando, vamos a buscar. En realidad somos agresivos en nuestra política para generar nuevos negocios.

El servicio es más eficiente no sólo por los costos de fletes con respecto a los camiones, sino en tiempo, acá tenemos una respuesta rápida y a ellos le damos la oportunidad de usar el puerto que tienen a pocos metros.  Transportamos harinas, lácteos, y otros productos, ya que el norte es muy rico y muy activo. De a poco los operadores nos ven como trabajamos y se va generando una mayor confianza.

Está en nuestros planes sumar otros puertos del Paraná, pero todo a su tiempo, aunque es probable que en un futuro próximo tengamos novedades.

La Gran Capital: Hay varios temas de los que se habla: el destino del puerto de Buenos Aires y de un nuevo mapa que se generaría a partir de los cambios prometidos. ¿Cómo siguen esta problemática y qué expectativas tienen?

Bruno Porchietto: En realidad no tenemos visibilidad alguna de la política portuaria. No se dice nada. No hay información, ni siquiera está en la agenda, lo que nos genera una gran incertidumbre al no tener reglas claras para manejarnos. Por ahora hay una inercia y aparentemente una voluntad de seguir y dejar todo como está. Las concesiones están caducadas.

Desde mi punto de vista el país está perdiendo una oportunidad histórica. Las concesiones se dan por 25 o 30 años, que se supone es el tiempo para redefinir la política portuaria. Las tres concesiones del puerto de Buenos Aires están vencidas, al gobierno le toca en suerte este momento para fijar nuevas metas y mejorar todo el sistema portuario, pero no lo hace.

Todo el mundo habla que el puerto enclavado en la ciudad autónoma, no puede seguir por cuestiones ambientales, de tránsito, de agilidad, de costos, pero sigue allí. En todos los lugares del mundo los puertos de contenedores están alejados de las grandes ciudades. Se piensa, y con razón, que el puerto tiene que ser turístico, para cruceros, lo que generaría nuevos negocios y grandes inversiones;  negocios inmobiliarios y nuevas construcciones. Imaginemos por un momento si Manhattan, en Nueva York, estuviera lleno de contenedores y grúas que la hicieran intransitable.

Nosotros no queremos que cierren los puertos y nos den toda la carga a nosotros, pero si queremos claridad. Aquí invertimos 500 millones de dólares y necesitamos saber que se va a hacer.

Por otro lado tanto nosotros, como Dock Sud y Zárate, podríamos absorber de la noche a la mañana toda la carga incluso a todo el personal, esto traería muchas inversiones que el país necesita.

La Gran Capital: Cuando desembarcó TecPlata hace como diez años, el movimiento de Teus era muy superior al actual ¿Cómo cree que evolucionará el comercio mundial y si retornaremos a esos niveles?

Bruno Porchietto: Basta leer las noticias que vienen del mundo. Por un lado está todavía el tema de la pandemia, China, Australia y Nueva Zelanda, entre otros países, son muy rigurosos con el covid; hace poco cerraron Shanghái  que tiene 24 millones de habitantes por un brote. El mundo es víctima, somos dependiente de China como lo éramos antes de EEUU. A eso hay que agregarle los efectos devastadores que tiene la guerra en Europa, hay un gran impacto en la energía y en los alimentos que ha desatado una inflación mundial. Argentina no está exenta de estos problemas a pesar de la ventaja de ser un país productor de commodities.

La Gran Capital: ¿De qué manera influye el Canal de Magdalena y la competencia que significa el puerto de Montevideo, para con los nuestros?

Bruno Porchietto: El Canal Magdalena es una obra que de concretarse favorece al país, no sólo a una región. Es muy beneficioso para nuestro comercio exterior, y hay que tratarlo de esa forma y apartarlo de los intereses políticos que siempre aparecen. El mantenimiento es más fácil, y se puede dragar para que circulen buques de gran calado que hoy no pueden navegar. Si se logra llevar adelante,  se puede dragar hasta 45 pies, diez más de lo que hoy tenemos, y seríamos el único puerto con un muelle de esa profundidad, que podría recibir estos grandes buques con todos los beneficios que hoy implica.

En cuanto a Montevideo claramente podemos afirmar que los uruguayos tienen una política portuaria clara de expansión, ya están invirtiendo mucho. Argentina es el último puerto donde llega el comercio internacional, pero antes está Brasil y Montevideo, si no nos preparamos vamos a quedar fuera de carrera, el comercio mundial no va a parar por eso; el país es el que tiene que dar respuesta, y esta es la oportunidad y el momento.

Share This