jueves, mayo 19, 2022
Inicio > Regionales > Berisso > Un ejemplo de la economía social
“Tuvimos que equiparnos mucho para competir con otras empresas”

Un ejemplo de la economía social
“Tuvimos que equiparnos mucho para competir con otras empresas”

Luis Carlá Presidente de la Cooperativa Futuro Ensenadense, detalló las tareas que vienen realizando y reconoció el valor de las nuevas obras a cargo de la Municipalidad, que van a generar más trabajo.

Futuro Ensenadense nació a principios de octubre de 2007, el barrio aledaño a YPF se inundaba siempre, los vecinos se juntaron y luego de una larga lucha con la empresa petrolera se escucharon los reclamos. Después y como parte  de un acuerdo entre la Unión Vecinal Mosconi, el municipio de Ensenada y la Destilería, comenzaron a incorporar nuevos trabajos como desmalezar y eliminar los basurales circundantes, y mantener limpios los 35 kilómetros de espacios verdes cercanos a la planta local de la compañía petrolera.

Luis es oriundo de la provincia de Tucumán, vino a los 20 años como muchos otros jóvenes argentinos que llegaron a la ciudad de La Plata a estudiar, aunque en la época de la dictadura tuvo que volverse a sus pagos, para luego regresar para generarse un futuro mejor. “Llegamos a esta ciudad, donde siempre hay trabajo, algunos más sacrificados que otros, por eso siempre decimos, cuando hay que agarrar la pala, hay que agarrarla”.

“Nosotros arrancamos sin herramientas, sin espacio, en una primera etapa fue para barrer las calles, y entubar los canales. El municipio de Ensenada ponía las máquinas, nosotros la mano de obra, e YPF puso unos caños de hierro que luego fueron reemplazados porque se empezaron a picar.” Comenta el presidente sobre los inicios de la cooperativa, y agrega “Secco fue el que cambió los caños de hierro por los de concreto, y los hizo con sus máquinas”.  

“Arrancamos con 2 máquinas para cortar pasto, éramos poquitos y cada peso que entraba era una parte para pagar sueldos y otra para comprar herramientas. Para poder competir necesitamos tener estructura, entonces apostamos a eso, a invertir. Sin darnos cuenta hoy tenemos unos cuantos espacios para desarrollar nuestras actividades y, aparte, tenemos nuestros propios vehículos.”

Carlá comenta que hoy son 43 los trabajadores que integran Futuro Ensenadense. “Tenemos un camión que recorre el barrio y los sectores donde trabajamos para recolectar basura, además de un tractor, un elevador; tenemos una estructura como una empresa”.

Los trabajadores están encargados de cortar el césped de las afueras de toda la destilería y además, dentro de esta tienen un vivero “Son seis personas, que trabajan generando plantas de nacimiento que se plantan dentro de la empresa, y se les hace seguimiento y mantenimiento. Lo que nunca pudimos hacer es entrar a cortar el césped dentro de YPF, eso lo realiza otra empresa desde hace muchos años”.

Para concluir, le consultamos sobre el cumpleaños número 221 de Ensenada y la relación con Secco. Luis decía: “Vemos la ciudad muy linda, estamos contentos, Punta Lara esta hermosa; se reían de Mario “¿Qué pensas? ¿Qué Punta Lara es Cuba?”- le decían, pero el rompió con las privatizaciones y le permitió a la gente poder pasar un día tranquilo en la playa,  sin pagar nada.”

Además del Corralón Municipal, el nuevo Polideportivo, Luis hace referencia a la creación de espacios verdes “El nuevo parque de las Madres de Plaza de Mayo va a tener juegos y un anfiteatro, son 3 cuadras de parque que va a generar más trabajo. Además en la calle 43, Secco entubó los canales, asique están rellenando y van a hacer la Plaza de los Trabajadores. Estamos orgullosos”

También es destacable la loable vocación de quienes participan de esta cooperativa, ya que suelen cortar el pasto de jardines de infantes y escuelas, sin exigir retribución alguna: “Nos gusta hacer ayuda social, dar una mano, además de cortar el pasto más de una vez pintamos algún aula o rejas. El cooperativismo es distinto, nos preocupa el asociado que tiene su ropa, ayuda escolar, y que se puede ir todos los días a comer a su casa, estar con su familia un rato, ver crecer a sus hijos y volver a trabajar. Eso cuando estábamos en la empresa privada no podíamos hacerlo”, comenta el presidente con una sencillez que deja entrever un hombre empático y afectuoso.