sábado, octubre 1, 2022
Inicio > Regionales > Berisso > Transición energética
Avanzan las obras para fabricar baterías de Litio en La Plata

Transición energética
Avanzan las obras para fabricar baterías de Litio en La Plata

Se trata del edificio emplazado en diagonal 113 entre 64 y 65, donde la Universidad Nacional de La Plata tiene el Centro de Innovación y Transferencia Tecnológica. La fábrica estaría funcionando en 2023.

Para la realización de este emprendimiento se articularon la UNLP, el CONICET e Y-TEC, donde se fabricaran las celdas de las baterías; una producción cien por ciento nacional que  representa una apuesta estratégica a la protección del ambiente para el diseño de la transición energética de nuestro país, articulando la investigación científica, con el desarrollo de tecnologías de producción y almacenamiento de energías limpias.

Félix Requejo, director Científico de la planta y Director del INIFTA, explicó que: “Hace tiempo que se comienzan a advertir anuncios sobre el desarrollo de diversas iniciativas para la fabricación de baterías de litio en el país orientadas a múltiples aplicaciones. En todos los casos, se trata del ensamblado de celdas importadas para la confección de esas baterías. Este proyecto, en cambio, se enfoca en la fabricación misma de las celdas”.

La UNLP está comenzando a capacitar operarios  que lleven a cabo los procesos de manufactura, acorde a los más modernos criterios de la industria manufacturera, incorporando los criterios de calidad, productividad, mantenimiento productivo, seguridad, orden y limpieza.

Al respecto el decano Fernando Tauber esbozó: “Esta fábrica es una clara muestra que la agenda científica tecnológica de la UNLP está a la vanguardia del desarrollo nacional y de la agenda social de nuestro país. Por otro lado, este curso para operarios demuestra la importancia de la formación de recursos humanos en la Escuela Universitaria de Oficios, al servicio de los desarrollos académicos y avances científicos productivos”.

El ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la provincia de Buenos Aires, Augusto Costa, quien estuvo presente afirmó´´ a su vez: “Es muy importante que las universidades se involucren para que la sociedad tenga confianza, porque muchas veces no se puede llegar a la discusión científica, en cuestiones vinculadas a la explotación de recursos, por la resistencia de la opinión publica, por eso como estado necesitamos el apoyo de la comunidad científica para llevar adelante proyectos de esta envergadura”

Objetivos

La planta funcionará como prueba a baja escala de fabricación de celdas de litio. Según comunicada la alta casa de estudios “el trabajo de la planta estará centrado en desagregar el paquete tecnológico respecto al diseño y la fabricación de las celdas y baterías, con miras a la definitiva incorporación de la tecnología y la generación de las condiciones propicias para el desarrollo de futuras plantas similares o de mayor porte”.

A su vez, otras de las finalidades que se buscan, es propiciar el desarrollo industrial en serie de celdas y baterías de litio “para atender demandas específicas del Estado y el sector productivo; la formación de recursos humanos calificados en la temática, y la producción de conocimiento”.

¿De dónde sale el litio?

En la Argentina, el litio se extrae a través de la evaporación de la salmuera presente en los salares. Se trata de una técnica más económica que la extracción del mineral de roca, que por otro lado goza de ventajas medioambientales, y del que nuestro país puede sacar provecho debido a la presencia de salares en la Puna de Jujuy, Salta y Catamarca. Esta zona, en conjunto con el norte chileno y el sur de Bolivia, conforma lo que se denomina el triángulo del litio.

Considerado por los especialistas como el “oro blanco” o el “oro del siglo XXI”, el litio aparece hoy como una esperanzadora alternativa para almacenar energía de fuentes renovables y reemplazar a los combustibles fósiles, y alimenta los sueños de prosperidad de un puñado de países en cuyos territorios se asientan las mayores reservas mundiales de este mineral. Nuestro país es uno de ellos.

La Universidad Nacional de La Plata continúa así, con su política de energías renovables para reforzar la concientización sobre la contaminación y la constante degradación del medio ambiente que generamos los humanos.

Como ejemplos tenemos el plan de eficios municipales energéticamente sustentables, aviones y colectivos eléctricos, y la planta potabilizadora de agua en Pipinas que elimina el 90% del arsénico; una problemática en la región bonaerense que debería generar más interés.

Share This