sábado, octubre 1, 2022
Inicio > Regionales > Berisso > Aníbal Fortuna, Colegio de Martilleros
“La vieja ley de alquileres era más práctica”

Aníbal Fortuna, Colegio de Martilleros
“La vieja ley de alquileres era más práctica”

La Gran Capital charló con el presidente del Colegio de Martilleros del Departamento Judicial La Plata quien nos dio su visión sobre la problemática que afecta al mercado inmobiliario en su conjunto. 

“Se está tratando la modificación a la Ley de Alquileres N° 27.551, que fue aprobada en forma unánime y que implicaba una modificación al Código Civil y Comercial. Como se sabe la ley prevé el ajuste por un índice mixto y un plazo de tres años para la duración de los contratos.”

“Estas modificaciones que fueron impulsadas por las agrupaciones de inquilinos no resultaron, y lo que se obtuvo fue una retracción de la oferta de viviendas,  los aumentos surgidos de los índices resultan muy onerosos, la falta de oferta hizo subir el monto de los alquileres, y gran parte de las propiedades se pusieron a la venta, que hoy cuestan venderlas. En definitiva todas las partes fueron perjudicadas”.

Sentencia Fortuna, quien reconoce que el mayor problema se ve reflejado en las grandes urbes con CABA a la cabeza; en La Plata  “el problema es que los chicos que vienen a estudiar  no consiguen alquilar nada, hay lista de espera, y así al resto de la población  le cuesta mucho conseguir una vivienda”

“Por otro lado los propietarios, también sufren otros problemas. No todos tienen numerosas propiedades.  Muchas veces son familias jubiladas que han vendido su casa y han comprado un par de departamentos para tener una pequeña renta para ayudar a sus magros ingresos, pero al haber tanta inestabilidad los quieren vender porque mantener un departamento es muy costoso, no solo las expensas, sino pintura, reformas en general, deterioro, etc”.

“El Estado debe inmiscuirse lo menos posible”

Aníbal continúa arguyendo que el Estado no debe implicarse entre el inquilino y las inmobiliarias: “En mi opinión creo que hay que volver a la vieja ley, funcionaba bastante bien. Hay que dejar que las partes se arreglen entre ellas y el estado inmiscuirse lo menos posible. Contrato por dos años con revisión semestral o anual, con ese esquema se sabía lo que se iba a pagar, en cambio ahora no.

Los profesionales que trabajamos en esto desde siempre, hemos sido buenos componedores entre las partes y siempre hubo arreglo, aún con la vieja ley.

Lo vivimos acá en La Plata con las inundaciones y también en pandemia, cuando los inquilinos de los locales no podían pagar, se encontraron soluciones; hay conflictos, que la pintura, o cuando se rompe una estufa o un calefón, pero siempre las partes los arreglaron”.

Por otro lado y desde una mirada más macroeconómica de la situación el martillero habló sobre la dolarización de las propiedades:

“Otro problema que existe es que al tener una economía bimonetaria, el precio de las propiedades se miden en dólares, hay un componente cultural que empezó allá por1976, y otro que tiene que ver con que gran parte de los insumos son importados. Aunque en los grandes centros urbanos se habla en dólares, en el resto del país las transacciones se miden en pesos. Todo se fue distorsionando. En la década del 70 por ejemplo un auto valía 30 mil dólares y un departamento 7 mil.

Por último Fortuna se explaya sobre el déficit habitacional y cómo prevé la posible retracción a la vieja ley de alquileres:

 “Hay escases de viviendas que según nuestros cálculos ronda cerca de los 3,5 millones. Aquí sí el estado debe intervenir fomentando la construcción de viviendas, es necesario invertir en obra pública, las empresas constructoras deben tener incentivos fiscales para construir casas o departamento; es necesario la construcción de viviendas sociales y el estado debe llegar allí con obras de infraestructura.

Creo que va a ser muy difícil que se vaya a modificar la actual ley, los legisladores están pensando más en el 2023 que en esta cuestión.Lo ideal sería volver a la antigua ley 23091 con algunos retoques, que pese a sus falencias no perjudicaba tanto a todas las partes”.

Share This