lunes, abril 22, 2024
Inicio > arte y buen comer > Consumo sustentable
Apoyo de la UNLP a productores locales

Consumo sustentable
Apoyo de la UNLP a productores locales

El Almacén Cooperativo es una propuesta de Ciencias Veterinarias en conjunto con la Facultad de Trabajo Social y la secretaría de Políticas Sociales de la UNLP, que ofrece a los consumidores un punto fijo abierto de lunes a viernes de 10 a 14 horas, en avenida 60 y 118

El vicepresidente Académico de la Universidad Nacional de La Plata, Fernando Tauber, participó del acto de inauguración del Almacén Cooperativo de la Comercializadora Universitaria de la Economía Social y Solidaria “La Justa”, ubicado en la Facultad de Ciencias Veterinarias.

Estuvo acompañado por el ministro de Desarrollo Agrario bonaerense, Javier Rodríguez, el decano de la unidad académica, Marcelo Pecoraro, la secretaria de Políticas Sociales, María Bonicatto, la prosecretaria de Agricultura Familiar, Paula Fontana, y demás autoridades universitarias y funcionarios provinciales.

El Almacén Cooperativo es una propuesta de Ciencias Veterinarias en conjunto con la Facultad de Trabajo Social y la secretaría de Políticas Sociales de la UNLP, que ofrece a los consumidores un punto fijo abierto de lunes a viernes de 10 a 14 horas, en avenida 60 y 118.

Esta iniciativa apunta a fortalecer redes socioeconómicas y los vínculos entre actores para caminar hacia modos de producción, distribución, comercialización y consumo más sustentables y justos, con eje en la soberanía alimentaria, la justicia social y ambiental, la igualdad de género y la organización colectiva.

Además, existe muy poco desarrollo en la región de formas asociativas de comercialización que puedan fortalecer a las familias y cooperativas de producción de alimentos y otros productos, elaborados desde la economía popular, social y solidaria.

Para Tauber “este es un claro ejemplo del esfuerzo y trabajo comprometido de distintas instituciones para que esta iniciativa nos identifique, y estamos orgullosos de eso”.

“Tenemos que vincularnos y estrechar mejores lazos con nuestra comunidad. Darle prioridad a los sectores que no pueden entrar en ningún mercado; por eso la producción en la que trabaja la Universidad es la producción social”, dijo el vicepresidente.

Y concluyó: “todavía hay mucho para aprender y hacer, pero la Universidad debe construir un entramado social más justo y solidario; el conocimiento es el insumo estratégico por el cual una sociedad puede tener la oportunidad de vivir mejor”.

El decano de Ciencias Veterinarias recordó que la facultad viene trabajando hace mucho en este proyecto. “Fuimos avanzando desde diferentes aristas y con esta propuesta de almacén, los productores que quedaron golpeados después de la pandemia, lograron encontrar un lugar donde se trabaja en conjunto, de manera continua y constante. La universidad, en este sentido, es muy generosa”, dijo Pecoraro.

Para el ministro Rodríguez “esta es la culminación de un trabajo que muestra todo lo que hemos podido avanzar junto a la universidad; esta etapa de vinculación que se ha dado entre las distintas instituciones permitió que pasemos del esquema de bolsones a este punto de venta fijo y permanente”.

“Es un salto importante el que arranca hoy donde 200 productores pueden exponer sus productos para su comercialización y este proyecto permite que lo elaborado reciba un precio acorde a su esfuerzo”, señaló el funcionario.

Cabe recordar que “La Justa” es una comercializadora de la Economía Social y Solidaria (ESS) que surge como estrategia de intermediación solidaria desde la UNLP. Nace en marzo de 2020, con el inicio de la pandemia por CoViD-19, a partir del cierre de las Ferias “Del productor al consumidor” como Manos de la Tierra (en la Facultad de Ciencias Agrarias e Ingeniería) y La Veredita (en Trabajo Social) con el fin de acercar la producción local a los consumidores de la ciudad, intermediando solidariamente y brindando una solución en el contexto de emergencia.

Durante el tiempo transcurrido se expandió territorialmente, organizando compras colectivas en torno a nodos de consumo, en red con organizaciones sociales, políticas y culturales. Los principales resultados se centran en la consolidación de una estructura para la comercialización, con alrededor de 400 productos diversos, 200 familias productoras, y 500 consumidores que compran en rondas quincenales a través de una página virtual y retiran en 14 nodos de cercanía.

Ferreyra Franco
Redactor periodístico
Share This