martes, febrero 27, 2024
Inicio > Destacados > Industria sustentable
Avanza la puesta a punto de la fábrica de baterías de litio en La Plata

Industria sustentable
Avanza la puesta a punto de la fábrica de baterías de litio en La Plata

El megaproyecto encabezado por YPF Tecnología (Y-TEC), CONICET y el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, permitirá producir en el país uno de los componentes más preciados en la industria de la movilidad eléctrica y sustentable

La UNLP continúa trabajando en la puesta a punto de UniLib, la primera planta de desarrollo tecnológico de celdas de baterías de ion-litio de toda Latinoamérica ubicada en La Plata. El megaproyecto encabezado por YPF Tecnología (Y-TEC), CONICET y el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, permitirá producir en el país uno de los componentes más preciados en la industria de la movilidad eléctrica y sustentable.

“Es una planta experimental donde se desarrollan pruebas y se producen prototipos de celdas de litio y materiales relacionados. La planta ayuda a evaluar el rendimiento de los materiales en celdas reales, asegurando su calidad y ajustando los parámetros de producción justo antes de pasar a escala industrial”, explicó Fabio Daniel Saccone, líder de “Misión Litio” de Y-TEC.

La planta de fabricación se encuentra en el Centro de Transferencia de Tecnología de la UNLP y cuenta con una superficie de 1300 metros cuadrados. De acuerdo con Y-TEC colabora con la empresa brindando conocimientos y desarrollos para la explotación del litio.

El 60% de los recursos mundiales del mineral está distribuido entre Argentina, Chile y Bolivia (el “triángulo del litio”). Para explicarlo de forma simple, las celdas son el “núcleo” o “corazón” de las baterías; es decir, varias celdas dan lugar a una batería.

Desde la empresa de tecnología también explican que la Escuela de Oficios de la UNLP ya capacitó a una tanda de operarios para la primera fase de la puesta en marcha de la planta, como personal de apoyo del CONICET.

De acuerdo con datos de Y-TEC, la inversión total para producir celdas para baterías de litio es de alrededor de 7 millones de dólares. El objetivo del proyecto es realizar una “transferencia tecnológica” a PYME y empresas nacionales/provinciales que deseen fabricar baterías de litio.

“Hay un futuro realmente interesante para las baterías. Y un poquito más adelante, será vital para los vehículos eléctricos, que todavía en Latinoamérica no han penetrado con la intensidad con la que ya están presente en China, en Estados Unidos o en la Unión Europea”, aseguró Roberto Salvarezza, presidente de Y-TEC.

La planta tiene una capacidad de producción anual de unos 15 megavatios hora, el equivalente a 2500 baterías para “almacenamiento estacionario de energías renovables” o unas 50 para colectivos eléctricos.

Allí se realiza el proceso integral de las baterías de litio: desde la extracción y purificación de las sales, pasando por la producción de materiales para baterías, hasta el ensamblado final.

“En una primera instancia se preparan las pinturas con los diferentes aditivos: el ánodo y el cátodo que son la base acuosa (que contiene el mineral grafito) y solvente (que contiene Litio Fosfato Hierro LFP que es la materia prima). Esta pintura es clave porque tiene la materia prima y es la después depositada en los electrodos positivos y negativos es la que va a dar el traspaso entre esos electrones entre los polos”, explican desde Y-TEC.

Una vez depositada la pintura sobre el papel de cobre o aluminio, pasa por el horno para secarse: “Durante todo el proceso existen varios pasos y máquinas que hacen su trabajo para la unión tanto del ánodo y el cátodo que deriva con la creación del núcleo de la celda. La unión y conexión de varias celdas terminan dando como creación una batería de litio”, agregan.

Argentina se encamina a ser el tercer mayor productor de litio en pocos años, consecuencia de la demanda existente a nivel global y también por el avance de los proyectos que se encuentran en curso, que le permitirán en 2026 más que triplicar su actual producción y llegar hasta las 260.000 toneladas (tn) de carbonato de litio (LCE).

Actualmente es el cuarto productor mundial de LCE, con tres proyectos en operación comercial: por orden de antigüedad, Fénix, en Catamarca, de la empresa estadounidense Livent; Salar de Olaroz, en Jujuy, de la australiana Allkem; y Olaroz Cauchari, también en Jujuy, de la firma Exar.

Ferreyra Franco
Redactor periodístico
Share This