martes, febrero 27, 2024
Inicio > Destacados > Capacidad para 200 estudiantes
Cuenta regresiva para la nueva sede del Colegio Nacional de La Plata

Capacidad para 200 estudiantes
Cuenta regresiva para la nueva sede del Colegio Nacional de La Plata

La construcción, de acuerdo a lo informado por TV Universidad, tendrá 800 metros cuadrados y estará distribuida en tres aulas, dos gabinetes, un depósito y varias oficinas administrativas

El Colegio Nacional contará con una nueva sede donde funcionará el Bachillerato en Saneamiento y Gestión Ambiental. Se trata de un edificio ubicado en las afueras de La Plata, el cual está en su tramo final de construcción y podría empezar a funcionar a partir de marzo.

Está ubicada a dos cuadras de la República de los Niños y frente a La Plata Rugby Club, en calle 495 (o San José) entre 15 bis y Camino Centenario. La construcción, de acuerdo a lo informado por TV Universidad, tendrá 800 metros cuadrados y estará distribuida en tres aulas, dos gabinetes, un depósito y varias oficinas administrativas. Contará con capacidad para 200 estudiantes.

La construcción de la nueva sede tiene como fin mejorar la enseñanza a través de estrategias pedagógicas. Estas fueron diseñadas por el Nacional y la Facultad de Ingeniería, a fin de aumentar la permanencia y promover el egreso de los estudiantes, además de introducir prácticas pedagógicas innovadoras y potenciar la articulación del nivel medio con el superior universitario.

“La propuesta surgió del Gobierno de hacer los colegios técnicos en la universidad y pensamos que debía ser un colegio para zonas vulnerables. Se nos ocurrió recuperar el vespertino que el Nacional no tenía y traer a los chicos”, explicó el decano de la Facultad de Ingeniería de la UNLP Marcos Actis, en diálogo con el diario El Día.

“Nuestro sueño era buscarlos con el colectivo eléctrico en ese momento -año 2019- y elegimos a los chicos de la zona de la inundación, de los colegios que estaban en la ‘mancha de agua’. Ana -García Munitis- hizo las relaciones con la Dirección de Escuelas y ahí empezó la idea de tener un Bachillerato para chicos de zonas vulnerables” destacó.

El proyecto empezó a desarrollarse en el año 2016 y a partir del año 2019 se puso en marcha, aunque debido a la pandemia los trabajos debieron interrumpirse para luego retomarse y en la actualidad hay dos comisiones de primer año, una de segundo y dos de quinto año.

“Nuestra idea se enmarca dentro de las políticas inclusivas de la UNLP. Destacamos el acceso a la educación pública, gratuita y de calidad que promueve nuestra universidad que para nosotros es muy importante”, manifestó la vicedirectora del Colegio Nacional, Ana García Munitis

Y agregó: “También el hecho de mostrarlo desde el pregrado, que son las escuelas secundarias de la universidad, que además de ser gratuitas son muy solicitadas”.

Conforme a lo revelado por Actis y García Munitis, el establecimiento que abordará los contenidos básicos del colegio secundario y contenidos específicos que hacen a la formación técnica, contará con capacidad para un total de 200 estudiantes, que se suman a los 1.800 del Colegio Nacional.

La inscripción solo estará abierta para las escuelas con las que se realizaron convenios y entre los objetivos inmediatos del proyecto está capacitar a los estudiantes en un oficio y lograr un acercamiento con las universidades que, según refirió el ingeniero, muchas veces los chicos de zonas vulnerables “creen que no es para ellos”.

Además, García Munitis explicó que lo que se busca es “generar mano de obra -que estaba faltando- y relacionarla con la energía y sustentabilidad”, es por eso que la empresa 9 de Julio -que junto con la facultad desarrolló el primer colectivo eléctrico-, brindará prácticas para que los chicos puedan aprender y trabajar. Los estudiantes también podrán trabajar en el parque solar en el que se encuentra trabajando la Universidad y, en las empresas encargadas de brindar el servicio de agua, como así también las plantas potabilizadoras.

De este modo, los futuros egresados se formarán en el manejo de las aguas, cómo cuidar los residuos y todo lo relacionado al manejo del medioambiente. A su vez, la Fundación Florencio Pérez sugirió sumar al proyecto que desde la Facultad de Ingeniería se dicten cursos como armado de paneles solares y otras materias vinculadas fuentes de energías renovables, indispensables y con gran salida laboral en la actualidad.

El Bachillerato tendrá una duración de siete años y los estudiantes egresarán con el título de técnico. Actualmente, tiene una duración de seis años y cuenta con la posibilidad de continuar un año más para obtener el título de técnico. La modalidad del pregrado se cursará en el nuevo edificio y luego, los alumnos pasarán al Colegio Nacional y a la Facultad de Ingeniería.

En esta línea, las autoridades revelaron: “Son tres años, van a haber seis comisiones en este colegio y el resto va a estar cursando en las otras sedes. La idea es que los chicos sigan estudiando en la universidad, nosotros apostamos a eso en el Colegio Nacional, que vean que pueden acceder a carreras de grado y que los están esperando”.

Entre los beneficios del novedoso pregrado, detallaron que se dictará con la modalidad de doble turno y podrán contar con diferentes herramientas para fortalecer su conocimiento. Allí, podrán utilizar impresoras 3D, manipular elementos de físicoquímica y generar recursos propios de la actividad que desarrollen en el colegio además de estudiar el pregrado.

Ferreyra Franco
Redactor periodístico
Share This