lunes, abril 22, 2024
Inicio > arte y buen comer > La fotografía como sistema físico cuántico
Entre La Plata y París un descubrimiento mundial

La fotografía como sistema físico cuántico
Entre La Plata y París un descubrimiento mundial

Como los grandes descubrimientos que cambiaron la historia, este también se produce de forma azarosa. En este caso el prestigioso fotógrafo radicado en La Plata José Luis Mac Loughlin asistió a una charla sobre Física Cuántica en la Universidad Nacional de Avellaneda dada por Norma Sánchez, una de las físicas más importantes del mundo que transita su vida entre su Ensenada natal y París, la ciudad que la acogió junto a su esposo en un exilio forzado en los años de plomo de la Argentina.

Norma Sánchez junto al Rector de UNDAV Jorge Calzoni, el historiador investigador Enrique Errosagaray, y el Decano de Tecnología e Informática Ricardo Bosco de UNDAV

Cuenta el fotógrafo que le impresionó mucho el movimiento y expresividad de las manos de Norma en la conferencia, “era mucho más fácil entender la física cuántica mirándole las manos que se movían cómo pájaros”. José Luis hizo las fotografías y a ella le gustaron mucho. Luego Norma regreso’ a París, pero quedaron conectados. A pesar que los separaba cerca de 11 mil kilómetros de distancia, mantuvieron largas conversaciones a través del teléfono móvil, donde fueron acercándose a la idea de que la fotografía era un sistema cuántico.

Fotografía, Física, Física Cuántica y Agujeros Negros.

El lector desprevenido o novato en estas lides tal vez no esté preparado para entender la magnitud de este descubrimiento. Hay que recordar que ya en la escuela secundaria una de las materias más difíciles para los alumnos era Física. Reservada para mentes brillantes, eran muy pocos los que seguían esa carrera al llegar a la universidad.

Y tal vez era un poco cierto, aunque ahora quizás sean un poco más popular, las ciencias duras parecen reservadas para gente con una inteligencia superior a la media y con mucha vocación.

Para facilitar la comprensión vamos a refrescar los términos que aquí usamos para comprender mejor esta teoría. Quienes estén duchos en esta materia pueden saltear esta parte del artículo.

La Fotografía

 Es lo más común y lo más conocido, la mayoría de la gente alguna vez tomó una instantánea, más ahora con la irrupción del celular. Pero pocos conocen como funciona esa magia y mucho menos su historia.

El Daguerrotipo de Louis Daguerre, precursor de la fotografía moderna.

Según algunos autores la primera cámara oscura nace en París en el año 1839. Fue gracias a Louis Jacques Mandé Daguerre quien era pintor y decorador de teatro y creador del famoso daguerrotipo, considerada la primera técnica fotográfica usada para captar imágenes mediante una cámara, con una resolución y claridad extraordinaria. Por supuesto que él fue quien dio el paso más importante y quien marcó un hito en la fotografía.

Su inmediato antecesor había sido Joseph Niepce quien en 1824 coloca piedras litográficas recubiertas de betún, en el fondo de una cámara oscura y obtiene por primera vez en el mundo, una imagen imperecedera de un paisaje. Curiosamente al igual que José Luis y Norma, Daguerre y Niepce intercambiaron ideas por correo sobre este tema en las vísperas antes de que Daguerre pasara a la inmortalidad con su descubrimiento.

Esta historia es la más conocida, pero hubo muchos antecedentes, tal es el caso de Leonardo Da Vinci, quien 300 años antes había creado el reflector y la máquina de espejos utilizando las máquinas oscuras.

La fotografía siguió con su paso firme en la historia. No vamos a abundar aquí en detalles, pero tuvo distintos nombres a lo largo del tiempo, en París Daguerrotipo, en Londres Calotypia, en América Ferrotipos, también Ambrotipos y Colodión húmedo y seco.

Hoy nace una nueva denominación para la fotografía y es la de “Unidad de Información” gracias al descubrimiento de Mac Loughlin y Norma Sánchez.

La Física

 Dice el diccionario que La física ​ es la ciencia natural que estudia la naturaleza de los componentes y fenómenos más fundamentales del Universo como lo son la energía, la materia, la fuerza, el movimiento, el espacio-tiempo, las magnitudes físicas, las propiedades físicas y las interacciones fundamentales.

Albert Einsten creador de la Teoría de la Relatividad.

Estos fenómenos comenzaron a estudiarse varios siglos antes de Cristo. De la Grecia antigua se conocen los estudios de Aristóteles, Tolomeo y Euclides, entre otros. A través de los siglos muchos hombres hicieron aportes fenomenales que todavía hoy tienen vigencia, el astrónomo Copérnico, Galileo Galilei, más adelante los trabajos de Newton, más acá en el siglo XIX Joseph John Thomson y el descubrimiento del Electrón, en el siglo pasado fue nuestro conocido Albert Einsten quien revolucionó al mundo con la Teoría de la Relatividad. Estos son sólo algunos nombres del largo camino de la Física que nos suenan familiares.

La Física Cuántica

A mediados del siglo XX se comienza a difundir este concepto. Según un portal especializado en este tema, la física cuántica (llamada también mecánica cuántica) es una rama que deriva de la Física y se centra en el estudio de la materia en proporciones muy pequeñas. Estas proporciones se dan a nivel molecular, atómico e incluso en tamaños más reducidos. La física cuántica nos ha permitido múltiples descubrimientos como la electrónica, los láseres, entre otros muchos más.

Max Planck, considerado el padre de la Física Cuántica.

El padre de esta rama de la Física fue Max Planck, el alemán fue galardonado en 1918 con el Premio Nobel de Física “por su papel en el avance de la física debido al descubrimiento de la teoría cuántica”.

Gracias a los descubrimientos de Planck y su teoría cuántica, fue posible aplicar la física al mundo de lo infinitamente pequeño, un mundo muy diferente al de lo visible regido por la física tradicional.

Ya en 1900, Planck descubrió la constante fundamental que lleva su nombre, que es utilizada para calcular la energía de un fotón.

El físico descubrió que la radiación no es emitida ni absorbida en forma continua, sino en pequeñas cantidades a las que denominó “cuantos”.

Muchos científicos hicieron grandes aportes a la física cuántica, entre ellos Luis de Broglie, Paul Dirac, Werner Heinsenberg, Albert Einstein. Pero el interés más reciente por esta disciplina para algunos se reavivó cuando se concedió el premio Nobel de Física de 2022 a Alain Aspect, John Clauser y Anton Zeilinger por sus investigaciones sobre la mecánica cuántica, allí se desató el entusiasmo y el debate.

Los Agujeros Negros

 Por definición los agujeros negros son los restos fríos de antiguas estrellas, tan densas que ninguna partícula material, ni siquiera la luz, es capaz de escapar a su poderosa fuerza gravitatoria. Mientras muchas estrellas acaban convertidas en enanas blancas o estrellas de neutrones, los agujeros negros representan la última fase en la evolución de enormes estrellas que fueron al menos de 10 a 15 veces más grandes que nuestro sol.

Los agujeros negros en verdad no son agujeros. Tienen enorme densidad.  Los agujeros negros contienen la mayor cantidad de materia en el menor espacio que ningún otro objeto del universo. Debido a que son tan compactos, tienen una gran fuerza de gravedad.

Hubo grandes científicos que estudiaron este fenómeno, siendo los más populares Albert Einsten, Robert Oppenheimer, y el mismísimo Stephen Hawking.

En 1974 un estudio de Hawking proponía que los agujeros negros no lo eran tanto, ni crecían sin cesar como hasta entonces asumían los físicos, incluido él mismo. Combinó, la relatividad general —la gravedad einsteniana empleada para explicar la formación y evolución de los agujeros negros— y la mecánica cuántica, que describe la naturaleza del mundo subatómico.

Hawking sostenía que la radiación de partículas no contenía información alguna sobre la materia devorada por el agujero negro, la que se pierde cuando éste se esfuma. Pero en 2004 cambió su postura admitiendo que la información podría ser recuperada.

Pero hete aquí, que esto ya lo había afirmado y publicado un par de años antes nuestra ensenadense Norma Sánchez, la que hoy está considerando a la fotografía como un sistema cuántico junto a José Luis Mac Loughlin.

Norma refuto’ la teoría de perdida de información de Hawking, con quien había trabajado, llegando por otro camino  a través de la teoría de cuerdas. Que concibe a las partículas elementales (las partes más pequeñas del átomo) como una cuerda extendida de violín pero microscópica, cuyos modos de vibración en tiempo y espacio “van describiendo distintos estados de las partículas”.

Esto le valió el reconocimiento de toda la comunidad científica y ser considerada para el Premio Nobel de Física postulada por prestigiosas instituciones académicas europeas en varias ocasiones, y por su clarificación de la física del universo.

La fotografía como sistema cuántico

Como decíamos, todo se inició con una conversación telefónica. José Luis le envía a Norma que ya estaba en París, un video donde advierte que las cámaras fotográficas eran máquinas cuánticas, desde el instante de la medición hasta llegar al qubit de información (un cúbit o bit cuántico) que es la unidad básica de información en la computación cuántica.

Máquina cuántica ” Minutera” (Circa 1920-1930) que ya hacía mediciones en Plaza San Martin en la ciudad de La Plata)

Hasta ese momento la fotografía era considerada una imagen simplemente bidimensional, que no era poca cosa.

Ahora Norma nos explica “que la cuántica describe lo microscópico, pero también lo macroscópico. Ya que un montón de partículas microscópicas regidas por la física cuántica puede formar objetos macroscópicos cuánticos y que están en nuestra cotidianeidad y no lo sabemos, como las telecomunicaciones, los celulares, pantallas, plasmas, etc”.

“Cuando en octubre pasado llegamos a este descubrimiento con la fotografía, nos dimos cuenta que esto era como un renacer de la física cuántica y que estábamos llegando a lugares todavía inexplorados. Esto nos permite resignificar  y ver las correlaciones con otros sistemas”.

“El viaje” fotografía de la serie “Sueños de mi interior” presentada por Mac Loughlin donde concibe el espacio onírico como cuántico, y guarda una similitud como se ven los agujeros negros en fotografías actuales, como la que se muestra más arriba.

José Luis agrega que “hasta este momento la ponderación de la fotografía estaba signada por su carácter artístico, de entretenimiento, periodístico, antropológico pero no como un hecho cuántico, ya que lo que ocurre dentro de la máquina fotográfica es lo mismo que ocurre dentro del agujero negro”.

Norma reafirma “Podríamos decir que la física clásica es lo que vemos, mientras que la física cuántica es lo que no vemos, está en el interior. Y justamente es ese interior en una máquina fotográfica el que se comporta como un agujero negro, allí se forma el negativo, el estado inicial que es la matriz, un universo de donde sale todo el universo, de ese germen inicial o primigenio se genera toda la información”.

“Cuando un objeto o una persona se acerca al lente de la cámara se va aplanando, tal como lo dice Einstein con los agujeros negros, el objeto que se acerca a la velocidad de la luz se va aplanando. Como la cámara tiene  su propio agujero negro el registro se transforma en lo que ahora llamamos qubit de información. Toda la información del sujeto u objeto queda dentro del agujero negro y no se pierde, tal como la planteó Norma para cambiar la perspectiva de Hawking” señala José Luis.

“Vivimos en un mundo tridimensional (de tres dimensiones espaciales) y un tiempo, que siempre va hacia adelante, y que no podemos volverlo atrás, salvo en la ficción de una película. Lo que hace la fotografía es captar un momento y lo transforma en una superficie bidimensional sin tiempo”.

“En las antiguas máquinas fotográficas este proceso se ve mejor: primero se efectúa la medición, segundo se realiza en su interior el negativo en su estado inicial, tercero lo transforma o positiviza (proceso de decoherencia cuántica), y allí se ve la analogía con el universo y sus agujeros negros, por último se emite al exterior en estado positivo, que puede utilizarse en una publicación publicitaria, ser exhibida como obra de arte o utilizada en una crónica periodística o directamente ir a ubicarse en el álbum de los recuerdos. Con la fotografía digital todo este proceso se realiza casi en forma simultánea, y por eso no se ve tan claro” Finaliza Norma.

Conclusión

En definitiva, este nuevo enfoque conceptual de la fotografía como un sistema moderno cuántico, tiene varias conclusiones. Acá vamos a señalar dos que creemos imprescindible para explicar este maravilloso descubrimiento que cambiará para siempre nuestra manera de ver la fotografía, y que tiene implicancias para la computación cuántica, inteligencia artificial y otros sistemas

Es la primera vez que la fotografía es caracterizado cómo un sistema cuántico de medición e información, y en su totalidad, es decir medición, estado inicial negativo, positivización estado final positivo, información contenida o entropía, bidimensionalidad o superficie de la misma.

  1. Revela una analogía con la física de los agujeros negros: (I) la lente de la máquina de medición como un horizonte de sucesos, (II) interior y exterior del mismo (III) entropía como la información contenida en la superficie, (IV) transformación de los estados cuántico interior al clásico exterior, pasando por la interacción en los procesos intermedios.

La fotografía es medida en unidades qubits de información. Y es la primera vez que a la fotografía se la llama Unidad de Información.

Este descubrimiento nacido en el primer cuarto del siglo XXI, en un viaje cuántico recorrió La Plata, París y Ensenada, ahora ha despertado un gran interés científico en todo el mundo.

Los Protagonistas

Foto de José Luis Mac Loughlin

Norma Graciela Sánchez nació en Ensenada, provincia de Buenos Aires. Estudió en la Escuela Primaria Nacional N°2 Hipólito Bouchard, en la Escuela Normal Nacional N°1 Miss Mary O. Graham, en Universidad Nacional de La Plata de la que es egresada con el título de Doctora en Física y es Doctora de Estado en Ciencias Físicas de la Universidad de Paris por su Tesis de Estado “Sobre la Física de campos y Geometría del espacio-tiempo”. Trabajó en el CONICET en la UBA-IAFE. Es directora de investigación en el CNRS, en el Observatoire de Paris, especialista y pionera en la física del Universo, agujeros negros, gravitación clásica y cuántica y la teoría de cuerdas. Es directora y fundadora (en 1991) de la Escuela Internacional de Astrofísica Daniel Chalonge – Héctor de Vega, inaugurada por un Premio Nobel de Física,  escuela pionera en la cosmología moderna que lleva asociados cuatro Premios Nobel de Física (en 2006 y 2012), y que lleva el lema La Ciencia con Gran Exigencia Intelectual, Rostro y Valor Humano. Presentada recientemente para el Premio Nobel de Física por María Del Carmen Pérez vicedecana del Departamento de Tecnología y Administración de la UNDAV

Foto retrato de Lunfa Roe

José Luis Mac Louglhin es nacido en Arrecifes, provincia de Buenos Aires, y radicado en La Plata desde la década del 70. Notable artista y fotógrafo, ganador de innumerables premios nacionales e internacionales. Obtuvo entre otros, La Medalla de Oro en el Salón Internacional de Singapur, el Primer Premio Internacional de Soncino (Italia), por su obra “Manos Azules”, y la Medalla de Oro en Salón Internacional de Toronto. Fue fotógrafo oficial de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires. Fue también declarado Ciudadano Ilustre de La Plata.Fundador de la Galería “Casa Gris”, de la Escuela Bonaerense de Arte Fotográfico, y del Museo de la Fotografía y el cine “David Lacki” hoy denominado Laboratorio de Física Cuántica

En 1980 se aleja del estudio de  la física tradicional y se adentra en la física cuántica y percibe que la fotografía es un sistema cuántico, como lo es el espacio onírico, hecho que refleja en una recordada muestra fotográfica llamada “Sueños de mí interior”. Lo mismo ocurre con el acto poiético de la creación, que como un germen iniciático se da en el sistema neuronal conectado a la matriz. Luego Norma Sánchez, su “Mentora”, corrige esta idea, la concluye y la formula dando origen a esta nueva concepción de considerar a la fotografía como un sistema cuántico

Share This