sábado, mayo 18, 2024
Inicio > Destacados > Obra Pública
El Gobierno sólo financiará proyectos con más de 80% de avance

Obra Pública
El Gobierno sólo financiará proyectos con más de 80% de avance

El ministro de Economía de la Nación Luis Caputo les dijo a empresarios de la construcción que solamente continuarán en funcionamiento los proyectos de obra pública que tengan al menos un 80% de ejecución, algo que apenas representaría el 5% del total

En el marco del plan de ajuste del déficit fiscal que tiene decidido llevar a cabo desde su asunción, el ministro de Economía de la Nación Luis Caputo les dijo a empresarios de la construcción que solamente continuarán en funcionamiento los proyectos de obra pública que tengan al menos un 80 por ciento de ejecución, algo que apenas representaría el 5 por ciento del total.

No obstante, fuentes consultadas del sector informaron que, por el freno de la actividad en las últimas semanas en todo el país, hubo entre 50 y 60 mil despidos.

Cabe recordar que hace poco más de una semana, la consultora Analytica había publicado un informe en donde daba cuenta de que hubo una caída del 70 por ciento interanual en materia de obra pública, que se explica por la parálisis de más de 3.000 proyectos a lo largo y a lo ancho del país.

De hecho, la cámara que agrupa a las empresas del sector declaró a la actividad en “estado de emergencia” por pedido de sus bases. Aseguran que 1.400 empresas y 200.000 puestos de trabajo están en riesgo.

Durante la reunión que mantuvieron con el titular del Palacio de Hacienda el pasado jueves 8 de febrero, los empresarios de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) se enteraron que la prioridad para el equipo económico no será el financiamiento de las obras de infraestructura sino no alejarse ni poner en peligro la meta de déficit cero en las cuentas públicas este año.

En un primer vistazo al plan Caputo, este ítem del gasto debería explicar un 0,7% del PBI -de los 5 puntos en total que busca la Casa Rosada- pero la caída de la ley ómnibus podría cerrar aún más la canilla presupuestaria para ese sector.

Los datos oficiales tienen rezago y todavía no reflejan esa realidad laboral. El Indec llega hasta noviembre y muestra que unos 460.309 empleados integraban la nómina total del sector, unos 12 mil menos que tres meses antes.

En las empresas, de todas formas, aseguran que el impacto más notorio en términos de puestos de trabajo se notó a partir del 10 de enero, cuando suelen retomar la actividad tras el receso obligado por las Fiestas de fin de año.

Con todo, durante la reunión con Caputo los empresarios del sector plantearon al ministro que además del financiamiento de la continuidad de los proyectos, la cámara busca que el Palacio de Hacienda habilite pagos de certificados de obra impagos, una deuda que fuentes privadas estiman en los $350.000 millones.

No es un monto, admiten, muy por encima de un promedio histórico, pero en las oficinas de Camarco temen que la dureza del ajuste fiscal haga que esos pasivos sean difíciles de cobrar.

El ministro de Economía prometió que antes de dar luz verde a esos pagos, buscará terminar una auditoría presupuestaria que ordenó la nueva gestión de gobierno para pasar en limpio el monto definitivo de deuda que acumula el fisco. Un punto central de la reunión tuvo que ver con la discusión que versa sobre qué obras ya con algún grado de ejecución podrán contar con fondeo público y cuáles no.

La construcción es, posiblemente, el sector que peores perspectivas tenga para el 2024 según proyecciones privadas.

Ferreyra Franco
Redactor Periodístico
Share This