viernes, junio 14, 2024
Inicio > Comercio Exterior > Comunicado
Productores rechazan la apertura de importaciones

Comunicado
Productores rechazan la apertura de importaciones

La medida del gobierno para atacar la inflación en alimentos es cuestionada por las empresas de porcinos. La consideran “discriminatoria”

A medida que pasan las horas, distintos sectores empresariales van expresando sus reparos a la decisión del Gobierno de abrir las importaciones de alimentos para inducir una baja de los precios internos. Ahora se sumaron la Cámara Argentina de la Industria de Chacinados y Carne de Cerdo (CAICHA) y la Federación Porcina Argentina, que repudiaron la medida oficial por considerarla “discriminatoria”.

Las entidades dijeron en un comunicado que “rechazan enérgicamente la decisión del Ministerio de Economía de avanzar en la instrumentación de medidas tendientes a facilitar la importación de carne de cerdo y de otros productos derivados”.

“Las medidas anunciadas, que reducirán los plazos de pago de las importaciones de alimentos al mismo tiempo que eliminarán el pago de percepciones de ganancias e IVA a las importaciones, son sumamente discriminatorias con la industria nacional, que deberá competir en desigualdad de condiciones, ya que se verá obligada a asumir costos de importación para la producción, de los cuales los importadores de productos terminados se encontrarán eximidos”, añadieron.

En la misma línea, explicaron: “Asimismo, la decisión informada por el Ministerio de Economía, desconoce la realidad de nuestro sector como también de la evolución de precios de nuestros productos en góndola. Desde principios de año el precio del cerdo en pie ha caído más del 35%, pasando de 1155 pesos a 744, presionando así a la baja los precios de los productos porcinos que compran los consumidores argentinos. Quizás esa tendencia no se ve reflejada en algunas grandes cadenas ya que las promociones terminan ocultando los precios efectivos”.

También cuestionaron los datos en base a los cuales las autoridades económicas determinaron incluir a la carne porcina en estas medidas de apertura: “De diciembre a las fecha, los precios del chorizo fresco, del jamón cocido, la paleta -fiambre- y el salame, relevados por el IPC de la Ciudad de Buenos Aires, aumentaron 29, 32, 34 y 33% respectivamente; menos de la mitad de la inflación acumulada medida por el IPC Nacional para ese mismo período”.

Claramente la información que se le ha hecho llegar al Ministerio respecto a la evolución de precios en nuestro sector no es para nada precisa”, ratificaron.

También argumentaron que hay razones sanitarias para dudar de los beneficios de la medida oficial para estos productos: “Para peor, la medida no pareciera contemplar cuestiones sanitarias, como ser el uso en terceros países de aditivos alimenticios, como la Ractopamina, prohibidos para la alimentación de porcinos en Argentina”.

Así, las entidades empresarias de la carne porcina concluyeron: “Por todo lo aquí expuesto solicitamos al Gobierno Nacional que revea su decisión para evitar así un daño innecesario a nuestros productores e industrias. El flagelo de la inflación es un problema macroeconómico que nosotros no generamos ni fomentamos. Lo sufrimos junto a todos los argentinos. Estamos a disposición de las autoridades para colaborar en la construcción colectiva de políticas públicas sustentables para orden la economía a la mayor brevedad posible”.

Ferreyra Franco
Redactor Periodístico
Share This