sábado, abril 13, 2024
Inicio > Finanzas > Bancos > Pymes en alerta
El Banco Central desregula las tasas de los créditos para el sector

Pymes en alerta
El Banco Central desregula las tasas de los créditos para el sector

Las condiciones implican la liberación de la tasa, que será pautada entre las partes, y una medida que busca que los créditos sean a más largo plazo

El directorio del Banco Central (BCRA) estableció este jueves un sistema de incentivos para fomentar el financiamiento a las MiPyMEs, que prevé la liberación de las tasas y obliga a cubrir un monto mínimo para acceder a los beneficios de encajes que se prevé como contraprestación a los créditos para el sector.

Así, a partir de abril de 2024, entrará en vigencia el Cupo MiPyME Mínimo, “un esquema simplificado de incentivo para fomentar la asistencia crediticia basado en la disminución de encajes”, explica el comunicado del BCRA.

En concreto, las entidades financieras sólo podrán beneficiarse de las reducciones de sus requisitos de efectivo mínimo (encajes) vinculados con la proporción de créditos a MiPyMEs en la medida que el saldo promedio de estas financiaciones sea de al menos el 7,5% de sus depósitos del sector privado no financiero en pesos, y que al menos el 30% de dicho monto sea destinado a proyectos de inversión a un plazo mínimo de 24 meses de vida promedio.

Asimismo, en forma complementaria se agrega un nuevo incentivo para fomentar préstamos a más largo plazo. Y es que el Centra estableció que “los financiamientos a proyectos de inversión de MiPyMEs que sean otorgados a un plazo mayor o igual a 36 meses (tres años) de vida promedio permitirán a la entidad financiera otorgante reducir, en forma adicional, un 40% del monto del financiamiento de su requisito de efectivo mínimo”.

Asimismo, “las tasas de interés se pactarán libremente entre las partes”, detalla el BCRA en el comunicado. Esto implica una desregulación de tasas, en línea con la decisión que tomó para el rendimiento de los plazos fijo hace apenas unos días. De esta manera, busca alinear las tasas pasivas con las activas.

Y se detalla que, en forma complementaria se agrega un nuevo incentivo para fomentar préstamos a más largo plazo. Los financiamientos a proyectos de inversión de MiPyMEs que sean otorgados a un plazo mayor o igual a 36 meses de vida promedio permitirán a la entidad financiera otorgante reducir, en forma adicional, un 40% del monto del financiamiento de su requisito de efectivo mínimo.

Sin embargo, Daniel Moreira, Presidente de la Asociación Pyme, considera que “la desregulación de la tasa podría llegar a ser una buena noticia en un contexto de economía creciente, pero que, en el escenario actual, es una medida inocua porque lejos puede estar una pyme de tomar un crédito porque no puede vender lo que está produciendo y se le hace difícil paliar el día a día”. Explica que, si no se logran cubrir los gastos comunes, menos se va a poder enfrentar un crédito.

Desde Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, presidente de la entidad, destaca que “está bien que se esté pensando que los bancos puedan ampliar la capacidad de crédito en las pymes, pero es importante definir cuáles serán las alícuotas” y considera que “se debería complementar este tipo de medidas con una baja de los intereses que cobra la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) por atrasos a los empresarios”.

Esto se da en un contexto en el que el Gobierno frenó por completo las partidas de apoyo a la industria y a las PyMES. Programas como el de Desarrollo de Proveedores, el de Parques Industriales y de Apoyo a la Competitividad, entre otros, tienen una ejecución presupuestaria del 0%. El recorte alcanza incluso a las iniciativas que cuentan con financiamiento de organismos multilaterales y se da en medio de una de las crisis más aceleradas que vive el sector.

Ferreyra Franco
Redactor periodístico
Share This