sábado, abril 13, 2024
Inicio > Destacados > Deuda Comercial
En tres meses sumó casi 9 mil millones de dólares y sigue en alza

Deuda Comercial
En tres meses sumó casi 9 mil millones de dólares y sigue en alza

Los pasivos de los importadores con sus proveedores y casas matrices sumaron otros u$s2.405 millones y en los tres meses de gestión de Javier Milei ya acumula más de u$s9.000 millones

El crecimiento de la deuda comercial no se detiene. En febrero el Gobierno mantuvo pisados los pagos de importaciones. Según datos oficiales, el mes pasado solo se canceló el 41% de las compras al exterior concertadas. Así, los pasivos de los importadores con sus proveedores y casas matrices sumaron otros u$s2.405 millones y en los tres meses de gestión de Javier Milei ya acumula más de u$s9.000 millones.

El informe de Evolución del Mercado de Cambios y Balance Cambiario de febrero que publicó este viernes el Banco Central reflejó que el mes pasado se realizaron pagos de importaciones por u$s1.688 millones. El número representó apenas el 41% de los u$s4.093 millones de mercadería efectivamente ingresada al país en ese lapso, según los datos del Intercambio Comercial Argentino publicados por el INDEC.

Ocurre que la actual conducción del BCRA implementó en diciembre un esquema de acceso escalonado al dólar oficial para el pago de las nuevas importaciones, que en su mayoría se saldan en cuatro cuotas mensuales. Lo hizo al mismo tiempo que lanzó el BOPREAL, un bono en dólares para importadores (que se suscribe en pesos) destinado a canalizar el abultado stock de deuda comercial heredado, a aspirar pesos y a dolarizar una porción de los pasivos remunerados.

Esa cuotificación del acceso al mercado de cambios para cancelar las nuevas importaciones abrió una ventana de cuatro meses en los que los pagos son inferiores a las compras al exterior concertadas. Y esa ventana es la que le permitió al BCRA comprar divisas para recuperar su posición de reservas durante los meses de verano, siempre complejos en términos estacionales.

De hecho, los dólares comprados en los tres meses transcurridos son prácticamente equivalentes a los pagos de importaciones pisados. Entre diciembre y enero, la deuda comercial había crecido cerca de u$s7.000 millones, según cálculos de 1816. Con los u$s2.405 millones de febrero, los nuevos pasivos ya alcanzan los u$s9.390 millones, estimó Salvador Vitelli, de Romano Group. En otras palabras, sin pisar los pagos de importaciones no habría podido realizar tales compras de divisas.

Cabe destacar que, la consultora Audemus había estimado que para fines de marzo la nueva deuda comercial acumularía unos u$s10.000 millones. De confirmarse, el monto será igual a todo lo que el BCRA busca colocar con las tres series del BOPREAL para canalizar los pasivos comerciales previos: ya adjudicó u$s5.000 millones con la primera y u$s2.000 millones con la segunda; la tercera (menos atractiva para el mercado) viene más lenta y, en cuatro licitaciones, solo se colocaron u$s981 millones de los u$s3.000 millones pautados para esta serie. De hecho, a fines de febrero la nueva deuda comercial superaba lo canalizado vía BOPREAL.

A raíz del escalonamiento, el gap entre pagos e importaciones concertadas se reduce mes a mes pero aún le permite al BCRA seguir comprando divisas. Por caso, en diciembre apenas se canceló el 17% de las compras al exterior efectuadas; en enero, el 24%; y en febrero, el 41%. El porcentaje volverá a crecer en marzo y se espera que para abril la brecha esté cerca de cerrarse.

Para el próximo mes, el Gobierno apuesta al comienzo de la cosecha gruesa como vía para acelerar la compra de divisas. El ministro Luis Caputo intenta convencer a los agentes económicos de que no habrá un nuevo salto devaluatorio, pero el agro se apresta realizar su clásica presión para que le suban el tipo de cambio antes de soltar sus granos. Será clave lo que ocurra en este frente para la continuidad del plan económico.

Ferreyra Franco
Redactor periodístico
Share This