sábado, mayo 18, 2024
Inicio > Destacados > Informe de CAME
Preocupación en las pymes: las ventas minoristas cayeron un 12,6%

Informe de CAME
Preocupación en las pymes: las ventas minoristas cayeron un 12,6%

CAME advirtió que comerciantes atraviesan “meses delicados” con la caída del consumo en el primer trimestre del año, que ya acumula un 22,1%, según su relevamiento

Las ventas minoristas de las Pequeñas y Medianas empresas (PyMEs) cayeron un 12,6% en marzo, por lo que acumula una caída del 22,1% en el primer trimestre del año, y es por eso que los comercios atraviesan “meses delicados”.

Según un comunicado de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), las ventas minoristas pymes continúan en retracción, y en cuanto a la variación intermensual, registraron una caída del 3,2%.

De acuerdo a un relevamiento por sectores de la industria entre 1.350 comercios minoristas del país, llevado a cabo entre el 3 y 5 de abril, la CAME detectó que la mayor retracción anual se llevó adelante en Perfumerías (-27,5%), mientras que el único incremento estuvo en Textil e indumentaria (+10,2%).

En cuanto al rubro de Alimentos y bebidas, las ventas bajaron 15,5% anual en marzo y acumulando un descenso de 20,3%. Calzado y marroquinería tuvo una baja del 5,9% anual y con un 16% abajo en el primer trimestre del año frente al mismo periodo de 2023.

Es listado de ventas en marzo es completada por los siguientes rubros: Farmacia (-21,9%), Perfumería (-27,5%), Ferretería, materiales eléctricos y materiales de la construcción (-19,6%), Textil e indumentaria (+10,2%).

Tras el informe con los datos sobresalientes de las ventas minoristas en el mes de marzo, la entidad nacional —bajo la tutela de Alfredo González—señaló que “los comercios están atravesando meses delicados, con pocas ventas y subas de costos”

Además, enfatizó las exorbitantes cifras que los comerciantes deben abonar en el comprobante del coste de la energía: “aquellos locales más intensivos en el uso de energía, por ejemplo, como alimentos y bebidas, vieron saltar las cifras en sus boletas de luz”.

“Las familias vienen cuidando fuertemente sus gastos incluso cuando hay opciones de pagos con tarjetas o en cuotas”, remarcó la CAME, y agregaron que se mantiene la “incertidumbre sobre cuánto durará la recesión y por eso prevalece la precaución al momento de comprar”.

Según el rubro señalado, la CAME expresó en detalles la problemática por las caídas de ventas durante el mes de marzo. Por ejemplo, para el sector de Alimentos y bebidas, la preocupación se vio reflejada en el “incremento en los costos fijos, especialmente en las boletas de luz, gas y también en los alquileres”. Además, se detalló que “muchos comercios recompusieron precios que venían atrasados y en los segmentos medios, eso desplazó ventas hacia los hipermercados con mejores promociones”.

Para el rubro Bazar, decoración, textiles para el hogar y muebles, las ventas relacionadas a sábanas, acolchados, almohadas, toallas se vio en gran parte a “la gente que no renovó alquileres y se mudó, entonces compro algo, pero solo cosas muy básicas”.

En base a Calzado y marroquinería, detallaron que dieron “muchas ofertas para poder vender y generar liquidez”, y que la vuelta a clases “reactivó el calzado escolar y deportivo, que tuvo un mejor mes que en febrero, pero no mejor que marzo del año pasado”.

En Farmacia, hubo un relevamiento en el que “la gente buscó más que otras veces comprar remedios sin recetas sueltos”, pero entre otras cosas “hubo faltantes de repelentes, cremas y productos de algunos laboratorios”.

Para el sector Perfumería, la CAME detalló que “hubo muchas promociones, comercios que vendieron 2×1 y otros que aseguraron haber vendido un cuarto de las unidades que salieron en el mismo mes del año pasado”, pero que al no venderse a un buen ritmo se hace “insostenible con la suba de alquileres, impuestos y servicios”.

En cuanto a Ferretería, materiales eléctricos y materiales de la construcción, el organismo señaló que “el freno de la obra pública y las menores refacciones del hogar por falta de dinero y subas de materiales” fue la razón de la baja de ventas, y que el negocio “se concentró solo en recambios y arreglos necesarios”.

El único sector que registró una suba en el mes de marzo fue Textil e indumentaria y en gran medida ocurrió por el “inicio del ciclo lectivo” que “reactivó a las tiendas orientadas a ese rubro”, sumado al “congelamiento de precios y descuentos de altísimo impacto”.

Ferreyra Franco
Redactor Periodístico
Share This