martes, julio 23, 2024
Inicio > Destacados > Asociación Amigos de Calle 12
Comerciantes platenses preocupados por el aumento de los alquileres y servicios

Asociación Amigos de Calle 12
Comerciantes platenses preocupados por el aumento de los alquileres y servicios

“Estamos ante un panorama económico desafiante”, explicó Martín Ranea, titular de la Asociación al graficar el difícil momento que vive el sector

Desde la Asociación Amigos de Calle 12 se expresó ayer la preocupación que existe entre los comerciantes ante “ciertos abusos” que, entienden, se dan en los contratos de renovación de los alquileres de locales.

“Estamos ante un panorama económico desafiante, en el que los comerciantes deben afrontar el aumento de servicios, los acuerdos salariales por paritarias y el interés de los propietarios de los locales por obtener una mayor renta”, explicó Martín Ranea, titular de la Asociación al graficar el difícil momento que vive el sector.

En ese marco se indicó que los pequeños y medianos comerciantes son los más preocupados cuando deben renovar contratos y afrontar los nuevos valores de los alquileres porque se enfrentan a valores que resultan más abultados de lo que pueden pagar.

“Si se aplica un índice inflacionario del 170 por ciento en un contexto recesivo y, con todos los aumentos que hay que afrontar, puede causar el cierre del pequeño y mediano empresario”, agregó Ranea.

Los comerciantes remarcaron que en este momento, en el que se atraviesan muchas dificultades, hay que salir de la lógica de que “se va uno y entra otro” porque se aspira a defender las fuentes laborales y que haya continuidad.”

“La actividad comercial representa el 17 por ciento del PBI municipal, por eso creemos que es necesario poner en agenda el tema”, sostuvo el titular de la Asociación de Amigos de Calle 12.

Además de la necesidad de llegar a entendimientos razonables entre locatarios y locadores, se indicó que es imperioso que para que eso se realice una convocatoria equitativa en la que se concilien intereses de las dos partes.

Tanto los centros de comercio de City Bell, como los de calle 7, 8, 9 y los de la Cámara Oeste coincidieron en que el ajuste del alquiler de los locales debe ser flexible, contemplar las situaciones en diferentes plazos y analizar qué pasará si, por ejemplo, en tres meses la inflación es del 6 por ciento.

“Con distintos centros comerciales de la Ciudad se viene trabajando para poner en agenda el tema, el objetivo es establecer una convocatoria equitativa para conciliar intereses de las dos partes”, se informó.

Por eso se insistió en el objetivo de lograr una convivencia sana y que se entienda que los comerciantes tienen una real necesidad de alcanzar la continuidad en la actividad económica.

Los comerciantes destacaron que tanto cerrar un negocio como mudarse también cuesta plata y que es indispensable ser empático para buscar una solución equilibrada sin llegar a esos extremos.

”En calle 12 hay seis locales que están cerrados desde hace tiempo y no se alquilan, ni en pandemia pasó algo así porque en ese momento había lista de espera”, concluyó Ranea.

Del desplome de ventas habló la dueña de una tienda de ropa femenina en calle 12. Según explicó en su comercio, la caída de ventas rondó el 70 por ciento en un año. En ese período, calculó, los precios se incrementaron en un 300 por ciento.

“La gente entra, pregunta y no compra o compra muy poco”, dijo y agregó una observación: “Antes las clientas venían, principalmente del 1 al 5 de cada mes; ahora el mayor movimiento empieza a partir del 15, se ve que primero priorizan comer y después, si alcanza, gastan lo que pueden en ropa”.

En ese local, de unos 20 metros cuadrados, el alquiler ronda los 800 mil pesos mensuales y la última boleta de luz, aún con subsidios, llegó por 100 mil pesos.

Claro que el valor de cada propiedad depende de la zona, características, dimensiones y antigüedad del mismo. En general, según distintos relevamientos inmobiliarios, se ubican en un rango de entre 400 mil y 800 mil pesos por mes y los contratos que se firman son de dos a tres años con ajuste trimestral por inflación.

Según la Cámara Argentina de Comercio y Servicios, el número de locales vacíos en el primer bimestre de este año es de 15, una cifra descendente según los últimos registros, ya que en el último bimestre de 2023 el número era de 25 locales desocupados.

Ferreyra Franco
Redactor Periodístico
Share This