sábado, mayo 18, 2024
Inicio > Destacados > Logística y soberanía
Diputados sesionaron en el Puerto y dialogaron sobre el Canal Magdalena

Logística y soberanía
Diputados sesionaron en el Puerto y dialogaron sobre el Canal Magdalena

El titular de la Comisión de Intereses Marítimos, Portuarios y Pesca e impulsor de la actividad, Gustavo Pulti, realizó un análisis positivo de la reunión. Los funcionarios dialogaron sobre el Canal Magdalena y su importancia para la logística y soberanía argentina

El Presidente del Consorcio de Gestión del Puerto La Plata José María Lojo recibió a los y las integrantes de la Comisión de Intereses Marítimos, Portuarios y Pesca de la Honorable Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires.

Los y las funcionarias dialogaron en el Puerto sobre el Canal Magdalena y su importancia para la logística y soberanía argentina, así como la ampliación de las rutas como la 6 y la Autopista Buenos Aires – La Plata y la mejora en las vías ferroviarias.

“Empezamos a charlar sobre la posibilidad de presentar una serie de proyectos como comisión, trascendiendo la autoría individual y la cuestión de las firmas. Ese dato muestra el nivel de interés que generó el proyecto. Es probable que en unos días avancemos conjuntamente en ese sentido”, contó el presidente de la comisión de Intereses Marítimos, Gustavo Pulti luego de la reunión.

Entre los diputados y diputadas presentes, estuvieron el vicepresidente de ese cuerpo, Alexis Guerrera, la ensenadense Susana González (UxP), el bahiense Fernando Compagnoni (PRO), Ricardo Lissalde (UxP) y el platense Juan Martín Malpeli (UxP), además del intendente de Berisso, Fabián Cagliardi e integrantes del directorio y equipo gerencial del puerto.

Lojo expuso a lo largo de una hora acerca de la actualidad del puerto, sus posibilidades, proyectos y desafíos. El tema casi excluyente fue el dragado del Canal Magdalena, que permitiría una salida directa al mar argentino desde los puertos fluviales sin necesidad de pasar por Montevideo, como ocurre ahora.

El funcionario portuario abundó sobre las ventajas que implicaría el Canal Magdalena para la economía argentina, a la hora de ganar competitividad, optimizar los costos logísticos y su importancia para la soberanía argentina. Mientras esta obra no se concrete, el litoral marítimo argentino está literalmente partido.

Posteriormente, el propio Lojo celebró el compromiso de los diputados y diputadas para continuar trabajando para que el proyecto se concrete ya que “es fundamental buscar soluciones que fortalezcan la infraestructura portuaria argentina y su posición en el comercio global”.

En la actualidad, los barcos que entran y salen al mar argentino, deben transitar por aguas jurisdiccionales uruguayas: por el Canal Argentino, paralelo a la costa, hasta la altura de Punta Indio, donde deben virar a babor para entrar en ese canal y viceversa, ya que el Río de La Plata arrastra gran cantidad de sedimento que impide navegar por fuera de los canales especialmente dragados y mantenidos a tal fin.

El proyecto no recibió ninguna objeción de los presentes. Por el contrario, el diputado Compagnoni, quien integró anteriormente el directorio del puerto de Bahía Blanca, sostuvo que “muchas veces los conflictos y desencuentros se dan más por desconocimiento que por diferencias reales”.

El Proyecto – clave para la región

El Canal de Magdalena nació como proyecto durante el último gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, por una iniciativa del entonces subsecretario de Puertos, Horacio Tettamanti y fue cajoneado durante los cuatro años de Mauricio Macri. Posteriormente, durante la gestión de Alberto Fernández se redactaron los pliegos, pero no llegó a licitarse a tiempo.

El Gobierno de Javier Milei tomó una decisión que va en el sentido inverso, al aprobar el proyecto uruguayo de ampliación del puerto de Montevideo.

Según un estudio del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), el proyecto de Canal Magdalena podría generar beneficios económicos superiores a los 150 millones de dólares por año. De acuerdo a las últimas estimaciones, el costo de la obra rondaba los 40 millones de dólares, de manera que se repagaría en apenas unos meses.

La comisión tiene previsto continuar su recorrido a través del puerto cerealero de Quequén, el puerto petrolero de Bahía Blanca y el puerto pesquero de Mar del Plata. Todos ellos se verían beneficiados por el dragado del canal Magdalena.

Ferreyra Franco
Redactor Periodístico
Share This