viernes, junio 14, 2024
Inicio > Destacados > Polo Productivo Tecnológico
Inauguraron la primera etapa del Centro de producción y certificación de vacunas

Polo Productivo Tecnológico
Inauguraron la primera etapa del Centro de producción y certificación de vacunas

El flamante Centro de Investigaciones Biológicas (CIB), comenzó a gestarse hace más de dos años por iniciativa del entonces presidente, Fernando Tauber, quien gestionó los recursos para hacer realidad este proyecto inédito en la región

La Universidad Nacional de La Plata realizó hoy el acto formal de inauguración de la primera etapa del Centro regional de investigación, desarrollo, producción pública y certificación de vacunas, un complejo de investigación ubicado en el Polo Productivo Tecnológico “Jorge Alberto Sábato”, en diagonal 113 entre 64 y 66.

El flamante Centro de Investigaciones Biológicas (CIB), comenzó a gestarse hace más de dos años por iniciativa del entonces presidente –y actual vice-, Fernando Tauber, quien gestionó los recursos para hacer realidad este proyecto inédito en la región.

Cabe recordar que, en 2022, la UNLP recibió por parte de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), un aporte de 2 millones de dólares para financiar la adquisición de tecnología de punta que será utilizada en el CIB.

JICA es una agencia independiente que coordina la asistencia pública oficial internacional de Japón. La misma está orientada a ayudar al desarrollo económico y social de los países en desarrollo y promover la cooperación internacional.

En el CIB, el presidente de Universidad, Martín López Armengol, y su vicepresidente Académico, Fernando Tauber, descubrieron la placa inaugural del flamante laboratorio, acompañados por el Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Japón, Hiroshi Yamauchi; y el responsable residente de JICA, Hiroyuki Takeda. Estuvieron presentes además el decano de Ciencias Veterinarias, Marcelo Pecoraro; el decano de Ciencias Exactas, Mauricio Erben; la vicedecana Ciencias Naturales y Museo; Paula Posadas; el prosecretario de Obras, Agustín Olivieri; el Prosecretario de Vinculación Tecnológica, Gonzalo Márquez; entre otras autoridades.

El monto aportado por JICA fue destinado al acondicionamiento de las instalaciones y para adquirir el equipamiento necesario para la puesta en funcionamiento del sector denominado BSL2 del CIB, que comprende una batería de laboratorios destinados a investigaciones basadas en cultivo celular, virología, microbiología, inmunología y diagnóstico molecular. Estos equipos con tecnología de última generación, se complementan con ámbitos de apoyo y servicios generales para todo el sector, junto a oficinas y gabinetes para investigación y elaboración teórica.

En Obras detallaron: “se trata de un sector específico BSL2, de 230 metros cuadrados, que comprende 5 laboratorios, 2 salas de preparados (una general y una específica del laboratorio de Diagnóstico Molecular), un back office para servicios generales de todos ellos, y dos salas de lavado y esterilización de utensilios”.

“A ello se le suman 300 metros cuadrados que comprenden un hall de acceso general de planta baja con servicios de apoyo para el personal (el cual oficiará a futuro de articulador y espacio de vinculación neutra entre el sector BSL2 y el sector BSL3 (en construcción), y una planta alta con gabinetes y oficinas para investigación, supervisión y gestión de todo el personal del CIB”, explicaron los arquitectos.

Otros detalles aportados fueron: “los niveles de seguridad biológica (BSL) se refieren en general a las condiciones bajo las cuales los agentes biológicos pueden manipularse de forma segura, lo que determinan tanto las condiciones edilicias, los agentes pasibles de manipular y las formas de hacerlo”.

De esta manera, el nivel BSL2 comprende ámbitos y prácticas muy diversas, pero de bajo riesgo biológico, donde lo más importante a preservar es la calidad y trazabilidad de la investigación que se produce.

Ferreyra Franco
Redactor Periodístico
Share This