martes, julio 23, 2024
Inicio > Destacados > Luego de seis meses
Diputados aprobó la Ley Bases y el paquete fiscal

Luego de seis meses
Diputados aprobó la Ley Bases y el paquete fiscal

La Libertad Avanza le dio finalmente al presidente Milei sus primeras dos leyes, a seis meses de su asunción

Después de 200 días de la asunción de Javier Milei y más de 180 de la presentación del proyecto original, el oficialismo logró la sanción definitiva de la Ley Bases y el paquete fiscal, con el regreso del impuesto a las Ganancias. En una sesión donde no faltaron los cruces, La Libertad Avanza le dio luz verde a los primeros dos proyectos de esta gestión, tras un trámite con todo tipo de condimentos políticos que demoró seis meses.

La Ley Bases, que marcó el debut de un oficialismo en minoría, fue aprobada con los cambios del Senado y recibió 147 votos positivos de La Libertad Avanza, el PRO, la UCR, el grueso de Hacemos Coalición Federal, Innovación Federal, la Coalición Cívica, el MID y otros bloques minoritarios; 107 negativos de Unión por la Patria, la izquierda, el socialismo y la cordobesa Natalia De la Sota; y 2 abstenciones (Mónica Frade de la CC y Sergio Acevedo de Santa Cruz).

Se aprobó la Ley Bases y el Paquete Fiscal: regresa Ganancias

“Es la reforma más importante de la historia, por tamaño. Si es la más importante de la historia, medio año no me parece mucho. Obviamente siempre se puede mejorar y hubiera sido mejor que esté antes, pero esta no es una ley para el Gobierno, es una ley para todos los argentinos. Empieza una nueva etapa”, destacó más temprano el presidente de la Cámara baja, Martín Menem.

El debate fue monitoreado desde Casa Rosada, mientras por el Congreso desfilaron la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, la vicepresidenta Victoria Villarruel, el jefe de Gabinete, Guillermo Francos, y su segundo, José Rolandi, quien se transformó en protagonista como negociador y redactor de la letra chica.

En la Ley Bases, el oficialismo reunió una mayoría más holgada que la última vez, cuando había logrado 142 votos, porque se sumaron radicales disidentes que antes habían negado apoyo, encabezados por Facundo Manes. Se aceptaron de esa manera los cambios introducidos por el Senado, entre los que se decidió sacar a Aerolíneas Argentinas, el Correo y los medios públicos del listado de privatizaciones.

Esa fue la última poda que el Gobierno tuvo que aceptar a cambio de votos, tras un debate verdaderamente extenuante donde cedió, en total, 426 artículos: pasaron de 664 del proyecto original, presentado a fines de 2023 por el entonces ministro Guillermo Francos en una caja cerrada con moño, a 238 finales. Al final del debate, el presidente del bloque kirchnerista, Germán Martínez, lanzó una chicana mostrando una caja como la original y una mucho más pequeña.

En el paquete fiscal, en tanto, el oficialismo pudo insistir en dos capítulos que fueron rechazados en la Cámara alta: la restitución de Ganancias (con 136 votos a favor, 116 en contra y 3 abstenciones, de Frade, la radical santacruceña Roxana Reyes y la peronista catamarqueña Silvana Ginocchio) y los ajustes en Bienes Personales (134 votos afirmativos, 118 negativos y 3 abstenciones, de Nicolás Massot, Margarita Stolbizer y Frade).

Por el contrario, no se logró revivir un artículo que instaba al Poder Ejecutivo a proponer un recorte del 2% del gasto tributario del Estado. Se necesitaban dos tercios de los votos porque el Senado lo volteó con esa mayoría, pero en Diputados se obtuvieron 148 votos a favor y 107 en contra. La clave fue el rechazo de Unión por la Patria.

La restitución del Impuesto a las Ganancias de la cuarta categoría aprobada anoche por el Congreso implicará que algo más de 800.000 empleados vuelvan a sufrir todos los meses el descuento de parte de sus empleadores en salarios. El resto de las modificaciones al capítulo fiscal (como la prohibición de ingreso de extranjeros al blanqueo y la acotación de los sectores que podrán acceder a los beneficios del Régimen de Incentivos a las Grandes Inversiones) fueron aceptadas con 144 avales, 108 rechazos y 3 abstenciones.

El mayor reto para La Libertad Avanza era el de Ganancias, un impuesto que Milei rechazó como diputado y ahora, como presidente, quiso reponer para oxigenar las arcas nacionales y provinciales. Durante toda la jornada el tema generó tensión porque los conteos arrojaban un número ajustado, pero el oficialismo finalmente no solo se aseguró la aprobación, sino que lo hizo con cuatro votos más que en la anterior, que había arrojado 132 votos.

El debate en la sesión tuvo dos aristas marcadas. Una fue la discusión constitucional sobre la posibilidad de revivir artículos rechazados en otra Cámara. “Más allá de las apariencias, acá no hay un debate constitucional genuino: se utiliza una interpretación constitucional para encubrir intereses políticos, juego de tironeos, confusión y estiramiento conceptual”, denunció el libertario José Luis Espert tras una extensa argumentación a favor.

El otro eje del debate fue el impacto que tendrá la vuelta de Ganancias y los cambios en Bienes Personales. Desde Unión por la Patria, un diputado del gobernador pampeano Sergio Ziliotto, Ariel Rauschenberger, advirtió: “Quieren hacernos creer que el paquete fiscal beneficia a las provincias, que lo piden los gobernadores, que esto va a contribuir a mejorar la situación fiscal y que va a aumentar la coparticipación, pero es una absoluta falacia”.

Por el contrario, quien se dedicó a criticar el RIGI fue Máximo Kirchner, que rompió el silencio en el recinto. Advirtió que el régimen está pensado a 30 años y “excede largamente el mandato del actual presidente”. “Ojalá todos entendamos que el RIGI es demasiado, que tenemos que tener una mirada estratégica para no ser como el Congo”, subrayó.

A lo largo de seis meses, el debate de la Ley Bases atravesó todo tipo de vicisitudes, desde denuncias por “compra” de votos y supuestas irregularidades en el trámite parlamentario hasta un jefe de bloque oficialista eyectado (Oscar Zago, quien fue reemplazado por Gabriel Bornoroni) y la renuncia de Nicolás Posse como jefe de Gabinete, a lo que se sumó el frustrado Pacto de Mayo por las trabas en el debate del Senado.

Ferreyra Franco
Redactor Periodístico
Share This